5 ideas para invertir tu dinero

Tal vez seas de los agraciados que han conseguido ahorrar una cierta cantidad de dinero y estés buscando algunas ideas para invertir tu capital y poder conseguir algunos beneficios extra. Quizás tengas la suerte de tener una gran cantidad de dinero y estés pensando en invertir tan sólo para asegurarte unos beneficios gracias a depositar esa cantidad en un banco. O resulta que, simplemente, has conseguido ahorrar una pequeña cantidad de dinero y ahora, que ves que tienes la posibilidad de crecer, necesitas unas cuantas ideas para invertir. Para cualquiera de los casos, os dejaremos algunas opciones interesantes para invertir. En el caso de las personas que no dispongan de recursos económicos, también les ofreceremos una alternativa. Y es que todo el mundo debe tener la posibilidad de recuperar las riendas de su economía.

Ideas para invertir tu dinero: las posibilidades

Si dispones de un dinero ahorrado, aquí te lanzamos algunas ideas para invertir ese capital.

Negocios: invertir en negocios puede darse por tres vías. En primer lugar, se puede crear un negocio propio y arrancarlo para obtener ganancias. En segundo lugar, se puede comprar un negocio que esté funcionando y que se prevea que va a crecer. O, por último, puedes financiar el negocio a un tercero, con el fin de obtener beneficios, utilidades o también venderlo por un precio superior.

Obras de arte y otros objetos para coleccionistas: estos objetos es una inversión prácticamente a riesgo cero, ya que las obras de arte y los objetos de colección tienen mucho valor por su antigüedad. Así que, con el paso de los años más antiguos serán estos objetos, y más valor tendrán, pudiendo revenderlos para obtener beneficios muy sustanciosos.  

Acciones: cuando compramos acciones de una empresa, lo hacemos pensando en venderlos en el futuro a un precio mayor que tenían en el momento que se compraron esas acciones, obteniendo así un beneficio. Las acciones son títulos que algunas empresas emiten para poder financiarse por esa vía. Es por eso que hay que tener mucho ojo e intuición al meterse en el mundo de la compraventa de acciones.

Bonos: Títulos de deuda que son emitidos por gobiernos, empresas y algunas otras entidades para financiarse. Son títulos de deuda, es decir, las ganancias vendrán a partir de los intereses. Un pago que se fija con anterioridad y que nunca varía. Es decir, cuando invertimos en bonos, buscamos recibir el pago periódico de esos intereses.  

Bolsa, oro y divisas: A no ser que no disponga de unos conocimientos financieros bastante desarrollados, le aconsejamos no usar este tipo de inversiones, ya que conllevan un alto riesgo si no se dispone de conocimientos necesarios y específicos en finanzas.

Bienes raíces: compra de inmuebles, terrenos, naves y locales comerciales, plazas de garaje… con el fin de venderlo en el futuro y obtener beneficios. Es una buena forma de invertir pero requiere de un gran capital.

Productos financieros: los fondos mutuos y los depósitos a plazos son otras opciones a tener en cuenta a la hora de invertir, en especial si tiene una buena cantidad de dinero ahorrada en sus arcas.

Ideas para invertir cuando tienes poco dinero

Como puedes ver, la mayoría de estas inversiones sólo se las puede permitir una persona con mucho dinero o, por lo menos, con los ahorros de varios años. Sin embargo, ¿cuántas personas se han hecho ricas partiendo desde cero y apostando por pequeñas inversiones en sus inicios? Muchas. Muchísimas, diría. Hay que saber escoger y, si tu situación no te lo permite, no lanzarse al vacío con grandes proyectos.

Internet abre, hoy en día, muchas posibilidades para abrir pequeños negocios con muy poca inversión inicial. A veces, tan sólo con contratar un host y realizar una página web, te puede valer como primera piedra para poner en marcha tu propio negocio. Un buen marketing y tu buena labor en lo que ofrezcas harán el resto. Si ni siquiera tienes un mínimo de dinero, quizás debas recurrir a los préstamos personales online.

¿No tienes ningún dinero ahorrado y no puedes invertir?

No te preocupes. Credy ofrece los mejores préstamos online que se ofrecen en Internet. Préstamos con unas excelentes condiciones, pocos requisitos y con los cuáles puedes disponer de hasta un máximo de 3000$ a devolver en 30 días como máximo. Préstamos express (puedes conseguir el dinero en menos de 15 minutos) y préstamos muy fáciles de entender, comprensibles para cualquier usuario.

Una vez hayas seleccionado el importe que necesitas y el plazo de devolución que se ajusta mejor a tus necesidades, haz clic en el botón de ‘solicitar tu préstamo en línea’ y completa el breve formulario que se te presentará a continuación. Tu solicitud estará, de esta forma, presentada y en un breve periodo de tiempo te informaremos. Si todo va bien, la cantidad de dinero será ingresada en tu cuenta en tiempo récord. ¿Alguna pregunta? Consúltanos.