Ayudas para el alquiler: Consigue hasta 3,000 pesos al momento

 El alquiler es un gasto fijo para buena parte de los ciudadanos, que han elegido esta modalidad de vivienda por no querer o no poder asumir los gastos de una hipoteca. Pero a veces, por motivos propios o ajenos, no podemos afrontar el pago cuando llega la fecha correspondiente. En esa situación, los minicréditos rápidos son una de las mejores ayudas para el alquiler, capaces de aportar hasta 3,000 pesos al momento. Las razones y el procedimiento de solicitud te lo explicamos aquí.

Cada contrato de alquiler es diferente, lógicamente: el importe a pagar depende de cada acuerdo y de cada tipo de vivienda, pero más o menos todos establecen los primeros días de mes como plazo de pago de la mensualidad, normalmente del 1 al 5. 

Si se acerca el día límite para el pago y no se tiene liquidez, se puede negociar con el arrendador una ampliación de ese plazo de pago, de manera excepcional. Sin embargo, no es lo más aconsejable, puesto que generará inevitablemente cierta desconfianza en tu casero y eso se puede traducir en mayor tensión en el futuro. Por otro lado, ya sea el pago mediante transferencia o en mano con ‘Recibí”, quedará constancia de que ha habido retraso en el pago y, salvo que ese pacto de ampliación se haga por escrito, en el futuro eso puede jugar en tu contra. En resumen, lo mejor es pagar. 

alquiler de la casa con Credy

Los minicréditos como ayudas para el alquiler: por qué

En este sentido, los minicréditos online como los de Credy son una verdadera ayuda para pagar el alquiler. De hecho, salvo que la renta a pagar sea muy alta por una vivienda grande o lujosa, los 3,000 pesos al momento que ofrece Credy.es son más que suficientes para pagar la mayoría de los alquileres actuales. 

Estas son algunas de las razones por las que es recomendable recurrir a ellos en estas circunstancias: 

  • Es inmediato: en la mayoría de los casos no pasan más de 15 minutos desde el momento en el que envías la petición a través de la página web hasta que recibes el dinero en tu cuenta corriente por lo que son créditos personales. De esa manera, puedes esperar hasta el último día estipulado en el contrato para saber si vas a cobrar o no la nómina o la prestación económica. Si tristemente se va a cumplir el plazo y no has cobrado lo que tu empresa o tu pagador te debe, puedes poner en marcha tu plan B con el microcrédito online y conseguir ayuda para el alquiler.
  • Es discreto: nadie sabrá que has solicitado un minicrédito, puesto que Credy opera conforme a la Ley de Protección de Datos. Eso hará que te ahorres el mal trago de pedir dinero a familiares o amigos.
  • Es económico: los honorarios concretos de la operación con Credy los conocerás una vez que rellenas el formulario y antes de completar la operación, puesto que depende de cada caso. Pero lo que es seguro es que son más bajos que los de prestamistas privados.
  • Sencillo en cuanto a trámites: el proceso de solicitud es igualmente rápido, puesto que no hay que aportar documentación extra, de modo que se puede disfrutar de un minicrédito online sin nómina ni avales, al que precisamente es un freno a la hora de solicitar un crédito bancario: si no tienes nómina o aval, no te conceden el préstamo express.
  • Lo puedes pedir tantas veces como lo necesites: de esta manera, puede ser una solución a la que recurrir cada vez que se te presenten estas dificultades, siempre y cuando vayas cumpliendo con las obligaciones de devolución, lógicamente.

Cómo funcionan estas ayudas para el alquiler

La solicitud de estos minicréditos es realmente fácil. Lo primero que hay que hacer en la web de Credy.mx es elegir la cantidad y plazo que necesites: la cantidad mínima a solicitar es de $ 1,000 pesos mientras que la máxima es la ya comentada de $ 3,000 pesos. En cuanto al plazo de devolución, el mínimo es un día y el máximo 1 mes.

Lo siguiente es rellenar el formulario, con tus datos personales y tu cuenta bancaria, imprescindible para poder recibir el dinero en ella. También se te solicitarán otros datos más concretos, como cuál es tu fuente de ingresos (no hace falta que sea una nómina) y si estás registrado en alguna lista de morosos. Ante esto, que no se enciendan las alarmas: Credy lo requiere a título informativo, puesto que estar en el Buró de Crédito u otro directorio similar no es un impedimento a la hora de conceder un minicrédito.

Y una vez entregados los datos y aceptadas las condiciones del minipréstamo, Credy comienza a enviarte el dinero a tu cuenta bancaria. El proceso es tan sencillo que la tasa de aceptación que manejamos es del 99,99%, mientras que el de clientes fieles es similar: 98,99%. Por todo ello, estas ayudas para el alquiler son una solución efectiva para muchos arrendatarios.