5 tips sobre como ahorrar electricidad

Cómo ahorrar electricidad es un tema que concierne a todos: familias grandes con hijos, personas solteras que viven solos en casa, pensionistas que quieren sacar el máximo rendimiento a sus humildes ingresos… Por ello, en este artículo te contamos 5 tips básicos para contener los gastos mensuales de electricidad. Y si estos tips llegan demasiado tarde porque la factura recibida ya ha sido sorpresivamente elevada, puedes tomarlos en cuenta para el futuro y hacer frente a dicha factura con un préstamo en línea. En Credy puedes conseguir hasta $3.000 al momento.

¿Cómo ahorrar electricidad?

Haz revisión general de aparatos para ahorrar electricidad

Para saber cómo ahorrar electricidad, lo primero es conocer el estado general de los aparatos domésticos. Toma un lápiz y un papel (puede valer una aplicación de smartphone con ) y anota uno por uno los aparatos eléctricos de tu hogar. ¿Qué certificación energética tienen? ¿Cuántos años de vida tienen? ¿Se quedan prendidos más tiempo de lo que deberían? ¿Se sobrecalientan habitualmente?

Trata de cruzar esos datos con las facturas que recibes mensualmente: ¿alguna de ellas ha sido especialmente alta y se puede atribuir a un aparato específico? Por ejemplo, el aire acondicionado en verano o un calefactor en invierno… Y ya que estamos de revisiones, si tu sistema de calefacción es eléctrico, revisa el aislamiento de tu casa: si detectas fugas de calor en puertas o ventanas, una renovación de ellas te ayudará a ahorrar en esa época.

Renueva los aparatos con peor certificación energética

Tras esa revisión inicial, puede que hayas descubierto una cosa: muchos de tus aparatos eléctricos son viejos y tienen una certificación energética baja. Entonces, es el momento de iniciar una renovación paulatina de tus electrodomésticos. Y para ello, no compres aparatos por debajo de una certificación A: trata que sean A+, A++ ó A+++. Otro de los objetos que te ayudarán a contener el gasto eléctrico son las bombillas: los modelos actuales garantizan la misma luz (expresada en lúmenes) pero con un consumo de Watios mucho menor. Todo ello implicará cierta inversión inicial, pero será rentable a medio plazo. Para la compra de este tipo de aparatos también puedes pedir un préstamo por Internet, como los que puedes solicitar en Credy.

No dejes los aparatos en modo ‘Stand by’

Un error habitual es apagar los aparatos a medias, es decir, dejarlos en modo ‘Stand by’, algo que se reconoce porque una pequeña luz verde o roja se mantiene encendida permanentemente. A diferencia de lo que creen muchas personas, ese modo sí consume energía, y se estima que ello puede superar el 10% del total de energía consumida en un hogar. Una buena manera de asegurarte que todo queda 100% apagado es desenchufar el aparato o apagar el botón de alimentación de la regleta de enchufes.

Cómo ahorrar electricidad anticipándote al consumo

Anticiparse a un problema es, en muchos casos, la vía más rápida para solucionarlo. Y lo mismo se puede aplicar al tema de cómo ahorrar electricidad. Piensa en situaciones que eviten o reduzcan el uso de aparatos eléctricos. Un buen ejemplo lo encontramos en relación al aire acondicionado: abriendo ventanas para que circule el aire y dejando las estancias en sombra durante el día permitirá que la temperatura de ese espacio no suba demasiado y, por tanto, propiciará un menor uso del aparato del aire acondicionado.

Otro ejemplo lo encontramos en relación a las cocinas de vitrocerámica o de inducción: la mayoría de los platos se pueden terminar de cocinar ‘solos’, es decir, aprovechando lo que se conoce como calor residual, ese que la cazuela o la sartén tiene acumulado por el hecho de haber estado en contacto con la fuente de calor. Tapar esa sartén o cazuela permitirá que durante unos minutos los alimentos se terminen de cocinar sin necesidad de tener prendida la cocina.

Aprovecha los avances de la domótica y la tecnología

Aunque para muchos aún parece una cosa demasiado futurista, en realidad la domótica y los avances tecnológicos relacionados con ella son toda una realidad ya, como demuestran numerosos electrodomésticos con conexión a Internet o apps de smartphone y tablet que facilitan numerosas tareas del hogar. Sin entrar a detallar nombres de fabricantes o desarrolladores, aquí van un par de campos en los que ya puedes encontrar soluciones automatizadas que responder a la eterna pregunta, ¿cómo ahorrar electricidad?:

  • Control de interruptores de luz: permite conocer a distancia si alguna de las bombillas o algunos aparatos se han quedado encendidos por descuido. Y también permite apagarlos telemáticamente. También existen interruptores inteligentes que prenden la luz o la apagan según perciban que la estancia está ocupada o vacía, respectivamente. También pueden regular la potencia de la luz según las condiciones ambientales o las necesidades del usuario.
  • Control de temperatura de casa: un error habitual es dejar prendida la calefacción o el aire acondicionado mientras no se está en casa, solo para que la casa esté en su temperatura ideal al llegar. Pero en realidad eso se puede conseguir prendiendo el aparato solo unos minutos antes. Y ello se puede realizar actualmente a distancia o con temporizadores conectados a Internet.