Cómo puedes utilizar el margen de utilidad

¡Solicítalo Ahora!

¿Tienes un negocio o estás pensando en comenzar uno, pero no sabes cómo utilizar el margen de utilidad, ni cómo funciona? En este artículo aprenderás fáciles consejos para aprender en qué consiste, cómo calcular los gastos fijos y también los variables.

El objetivo de Credy.mx es que te conviertas un experto para que tu negocio prospere y sepas en todo momento los beneficios que obtienes. Es importante analizar detenidamente el margen de utilidad y todos los factores implicados para que llegues a unos resultados aceptables. ¡Permanece atento a este pequeño artículo!

utilizar el margen de utilidad

¡Aprende a utilizar el margen de utilidad de forma sencilla!

¿Qué es la utilidad?

La utilidad es el beneficio que se obtiene de un producto. Es decir, el servicio u objeto que se pone en venta cuenta con un precio determinado que ha conllevado una serie de costes variables y fijos.

Pues la utilidad es la diferencia entre esos gastos y el precio final. Por lo tanto, es el beneficio que se obtiene y que ayuda a mantener el negocio.

Dos tipos de margen de utilidad

Bruta

El margen de utilidad bruta es el precio que tiene el objeto final, una vez eliminados los gastos tanto directos como indirectos de la distribución, fabricación y puesta en marcha.

Neta

El margen de utilidad neta hace referencia a la ganancia que obtiene la empresa o negocio una vez paga todos los impuestos y gastos. Aquí también entran los gastos de personal, de facturas como alquiler, luz, agua, los ingresos fiscales y los préstamos rápidos.

Cómo tener un control de los gastos

Si quieres tener una ganancia o utilidad en tu negocio es fundamental que comiences a controlar todos los gastos y en qué se invierte cada dinero. Por ello, hemos creado una serie de sencillos consejos que debes tener en cuenta para ahorrar y que tu empresa crezca de forma próspera y saludable.

De paso, antes de empezar con los consejos te recomendamos que eches un ojo a nuestros consejos para ahorrar en casa de forma fácil:

Compara las materias primas

Si tu negocio consiste en vender productos, no servicios, deberás evaluar detenidamente dónde comprar las materias primas. No te quedes con la primera que aparezca, compara y analiza cuáles son las más convenientes, teniendo en cuenta precio y calidad. No interesa que cueste demasiado ni tampoco que la calidad sea muy mala. Por lo tanto, hay que lograr un equilibrio.

Contacta con diferentes proveedores y envíales un correo electrónico comentando que estás pensando en contratar sus productos pero que estás evaluando diferentes propuestas. Realiza un cálculo de cuánto material necesitas y házselo saber. La finalidad es que cada uno te aporte una oferta, cada cuál más competitiva.

Crea una hoja de Excel

Diaria o semanalmente debes crear contenido en una hoja de Excel. En ella contemplarás cuáles son los gastos fijos: alquiler, materia prima, pago a los trabajadores… y los gastos variables: facturas como el agua, la luz, el teléfono, la producción, el transporte…

En un par de columnas establece cada uno de ellos. En otra, deberás crear cuáles son los productos o servicios que estás ofreciendo, así como el precio de cada uno de ellos. Anota cuántas ventas vas teniendo. Debes ser muy minucioso con este punto. Al final del mes solo tendrás que restar el precio de los servicios o productos vendidos menos los gastos. Así obtendrás el margen de utilidad.

Entérate de las últimas ofertas

Generalmente los distribuidores suelen realizar alguna oferta cuando contratas el primer servicio. El objetivo que persiguen es el de fidelizar al cliente y, a ti te interesa obtener el mejor precio con la misma calidad.

No obstante, no pienses solamente en ese distribuidor y permanece atento a otras ventajas o beneficios que puedas conseguir con otras empresas.

Ahora mismo te aconsejamos poner en práctica estos sencillos y rápidos consejos. Debes ser constante y mantener la disciplina cada semana para que a la larga obtengas beneficios. Si necesitas dinero ahora mismo, permanece atento que te damos la solución.

Credy.mx te ayuda a conseguir financiación

Sencillo y rápido. Con Credy.mx puedes obtener préstamos personales online. Podemos llegar a prestarte hasta $3000 a devolver cómodamente en 30 días. El plazo no tiene extensión, por lo que deberás analizar detenidamente cuál es la cuantía que necesitas y devolverla en el tiempo establecido para no incluir el contrato.

Si requieres financiación ahora mismo para comprar las materias primas, publicitar tu negocio o pagar las facturas de los últimos meses, nosotros somos la mejor opción. Nuestra empresa cuenta con muchos años de experiencia, con un personal totalmente cualificado y con un historial crediticio en México muy bueno.

Todos los clientes que contratan dinero urgente con nosotros vuelven a repetir. Hemos realizado un montón de transacciones financieras y lo mejor de todo es que puedes obtener la cantidad económica en tu cuenta bancaria en menos de 24 horas. Totalmente rápido, seguro y fiable.

¡Llama YA y contrata el préstamo online para que tu empresa sea un éxito!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *