Aprende a hacer planes económicos con Credy

Para lograr ahorrar sin sufrir a final de mes hay que tener una buena base. Esa base, como veremos, es el presupuesto por el que se concretarán nuestros planes económicos mensuales. Hay que saber cómo ahorrar estableciendo una buena planificación para cualquier economía doméstica o familiar. Hoy, en Credy, te queremos enseñar cómo hacerlo.

planes económicos

¿Desajustes en tus cuentas?

Es muy habitual que en economías familiares no muy boyantes puedan surgir problemas habituales, en especial en épocas de mayor gasto o a finales de cada mes. Los ingresos suelen ser constantes y no excesivos.

Existen casos de familias en los que sólo entra un sueldo o ni siquiera eso. En esos momentos es cuando hay que recortar gastos. Tal y como sucede en economías de empresa, en las economías familiares también debemos ceñirnos a un presupuesto.

Aprende a hacer planes económicos presupuestando

Entonces, ¿cómo hacer un presupuesto? Puedes seguir la línea tradicional y coger un bolígrafo o lápiz y papel y simplemente señalar los ingresos, por un lado, y los gastos, por otro lado. Dentro de los gastos será interesante que diferencies entre gastos fijos y gastos variables y que dejes un margen para los posibles gastos imprevistos que puedan surgir en el día a día. También puedes hacerlo en un Excel, de manera que te quedará un registro mensual de tus presupuestos para saber todos los puntos débiles y fuertes que tiene nuestra economía en diferentes épocas del año. Así, a la larga, sabremos qué meses podemos ahorrar y en qué meses vamos a sufrir más.

El presupuesto es clave a la hora de establecerse una rutina de gastos. Nunca dejes de seguirlo. Establece claramente cuáles son los gastos fijos donde puedes recortar. Por ejemplo, las compañías de teléfono y de Internet compiten entre ellas constantemente sacando al mercado mejores ofertas para atraer clientes por lo que, posiblemente, te encontrarás servicios más baratos de los que tienes actualmente. En cuanto a los gastos variables, intenta reducirlos al máximo y evitar cualquier tipo de gasto prescindible.

Planes económicos: ocio barato o gratis

Tendrás que sacrificarte a la hora de gastar dinero en ocio si pretendes ahorrar y gastar menos de lo que estás haciendo ahora. Al fin y al cabo, los gastos en ocio son los más prescindibles. Eso sí, todo el mundo merece desconectar, divertirse y relajarse en sus ratos libres. Por eso te ofrecemos una serie de planes económicos, tanto en casa como cuando salgas por ahí con tu familia o amigos.

  • Planes económicos en casa: jugar a videojuegos, juegos de mesa, leer, escuchar música, sesiones de películas o series, cocinar en familia, hacer manualidades, pintar cuadros… Existen mil planes caseros con los que ahorrar prácticamente sin gastar un peso.
  • Planes económicos fuera de casa: lo más sano tanto para el cuerpo como para la mente es hacer deporte. Existen muchas maneras de practicar deporte gastando nada o muy poco dinero. Practicar jugar un partido de fútbol o baloncesto en cualquier cancha gratuita, senderismo, acudir a algún gimnasio callejero… Otros planes económicos que puedes practicar fuera de casa son: ir de picnic, ir a la playa o a la montaña o simplemente pasear por las calles de algún pueblo o villa que no conozcas o por alguna de las zonas más preciosas de la localidad donde residas.

La mejor vía de financiación para pequeños gastos

¿Necesitas una ayuda extra? ¿Quieres conseguir dinero urgente? Y es que a veces no resulta suficiente con una buena planificación y con seguir un presupuesto marcado. Por mucho que nos ciñamos estrictamente a ese presupuesto, las personas no somos adivinas y existen gastos que no se pueden prever ni plasmar en ese presupuesto.

Por eso, desde Credy queremos ofrecerte los mejores préstamos online. Te ofrecemos la financiación que necesitas a partir de préstamos muy flexibles, ya que se tratan de préstamos sin recibo de sueldo y préstamos sin buro. Esto permite que prácticamente cualquier persona o familia pueda acceder a estos créditos. No se tratan de préstamos que te involucrarán a largo plazo teniendo que afrontar grandes cantidades de dinero. Todo lo contrario. Estos préstamos personales sin buro están destinados a cubrir pequeñas y cotidianas necesidades de financiación que surgen en cualquier instante. Ideales para llegar a finales de mes o no sufrir en épocas como la Navidad o épocas estivales cuando tú y tu familia queráis iros de vacaciones.

Puedes solicitar estos préstamos para lo que queráis. No te haremos preguntas de ningún tipo. Tan sólo tendrás que responder a un formulario donde tendrás que indicar tus datos personales y se te harán algunas preguntas muy simples. ¿Cómo solicitar uno? Entra en Credy.mx, regístrate, elige las condiciones de tu préstamo personal (hasta un máximo de 3000$ y el plazo de devolución de hasta un máximo de 30 días) y recibe el dinero en menos de 15 minutos. ¡Y además podrás beneficiarte de todas las ventajas de ser cliente de Credy al entrar en nuestro programa de fidelidad!