Por favor, espera
Nosotros estamos procesando tu solicitud

Préstamos en línea de hasta $3.000 y fáciles de solicitar

Es posible que en alguna ocasión necesites dinero urgente para hacer frente a gastos inesperados o financiar proyectos personales. Ahora tienes la oportunidad de buscar entre los mejores préstamos en línea para escoger el que más te conviene según tus necesidades. En esta página encontrarás toda la información sobre créditos en línea y las condiciones, importes y plazos de devolución que ofrecen cada uno de ellos. Averigua por qué cada vez más personas optan por los préstamos por Internet y cuáles son sus ventajas.

solicita préstamos en línea inmediatos

¿Qué son los préstamos en línea?

Los préstamos personales online se han convertido en el método de financiación por excelencia en el siglo XXI. Tradicionalmente, cuando una persona necesitaba dinero, no tenía más opción que recurrir a las entidades bancarias y acatar sus condiciones y, en muchas ocasiones, cláusulas abusivas. Debido al carácter estricto  de estos créditos, a muchos interesados les resultaba imposible acceder a ellos.

No obstante, los préstamos por Internet han surgido para solventar este problema y para que cualquiera pueda tener acceso, independientemente de su situación personal, laboral y/o económica.

En los préstamos online, el beneficiario se compromete, mediante un contrato suscrito con el prestamista, a devolver el monto prestado en el plazo estipulado en dicho acuerdo. Por lo general, la devolución de los préstamos en línea urgentes se efectúa mediante cuotas mensuales (previamente acordadas con el prestamista) o bien, por transferencia bancaria. Todo dependerá de las condiciones pactadas entre ambas partes.

Entonces, así como el prestamista se compromete a conceder el monto en un plazo que, en muchos casos, no sobrepasa las 24 horas desde la solicitud, el prestatario tiene la obligación de reembolsarlo en el plazo convenido.

Por lo tanto, si bien es cierto que hay préstamos en línea al instante cuya devolución se realiza en un único pago (más los intereses que establezca la entidad), lo más habitual es que estos se amorticen a través del abono de varias cuotas.

Ventajas de este tipo de préstamos

Son diversas las ventajas, y pocos los inconvenientes, que ofrece este tipo de préstamos de dinero. Vamos a verlas:

  • Rapidez e inmediatez en la concesión. Años atrás, cuando se solicitaba un préstamo a una entidad financiera había que esperar días o incluso semanas hasta que se aprobase. Hoy en día, los préstamos en línea tienen la ventaja de que son inmediatos, es decir, pueden transcurrir desde solo unas horas hasta un máximo de dos días para poder disponer de él. Son, de hecho, préstamos en línea al instante.
  • Sin burocracia. Una de las quejas más habituales de los usuarios que querían acceder a un crédito era la cantidad ingente de papeleos. Los préstamos por Internet, por su parte, destacan por la ausencia de burocracia. En la mayoría de los casos, basta con llenar un formulario en línea y adjuntar una fotocopia de la documentación y un extracto bancario. Si se exigieran otros documentos, podrán presentarse por vía telemática, lo que facilita y agiliza el proceso.
  • Transparencia. La letra pequeña es uno de los mayores temores de los deudores. En el momento de la firma del contrato del préstamo parece que todo está claro, pero de repente llegan las sorpresas y las cláusulas infames. Los préstamos online son transparentes y solo se paga por lo que se ha contratado. No hay ningún riesgo ni costes ocultos.
  • Préstamos a medida. Las entidades bancarias no suelen conceder montos pequeños, sino que son más propensas a operar con cantidades de mayor envergadura. La ventaja de los préstamos de dinero es que se adaptan a las necesidades del usuario y es posible disponer de montos menores, incluso de solo $1000.
  • Pocos exigentes. Este tipo de préstamos por Internet rápidos se caracterizan por unos requisitos no demasiado estrictos, lo que supone que más gente pueda acceder a ellos. Por supuesto, estos dependerán de cada prestamista, pero, por lo general, las exigencias para aceptar una solicitud de préstamo son sensatas y asumibles. Entre ellas: ser mayor de 18 años, ser titular de una cuenta bancaria nacional o disponer de número de teléfono móvil y correo electrónico.

Prestamo en linea hasta 3000$ con Credy

¿Requisitos para solicitar préstamos en línea?

Antes de solicitar un préstamo en línea, resulta conveniente utilizar un buscador de créditos rápidos, como Credy. Por supuesto, también es indispensable consultar cuáles son los requisitos que ofrece el prestamista de nuestro interés. Lo siguiente será que te asegures de que los cumples todos, ya que, de lo contrario, tu solicitud será rechazada y no podrás disponer del dinero que necesitas.

Ten en cuenta que las condiciones difieren de un prestamista a otro, del monto deseado y del tipo de préstamo contratado. En líneas generales, estos son los requisitos más comunes:

  • Aportar nuestros datos personales. Para acceder a un préstamo, es habitual que las entidades necesiten disponer de nuestra documentación, donde constará nuestra edad y domicilio. Es más, uno de los requisitos que exigen la mayoría de los prestamistas es que el cliente sea mayor de 18 años, así como ser natural de México. Asimismo, las entidades nos solicitarán ser titular de una cuenta bancaria en la que ingresarnos el préstamo, un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico. En ocasiones, puede suceder que debamos proporcionar información sobre nuestra situación familiar.
  • Contar con unos ingresos mínimos mensuales. La mayoría de las entidades necesitan asegurarse de que podremos hacer frente a la devolución del préstamo más los intereses cuando corresponda. Para ello, nos podrán exigir un documento que pruebe que contamos con unos ingresos mínimos al mes. En función de la entidad, habrá que aportar una copia de la nómina, de la prestación por desempleo, etc.
  • Facilitar papeles de garantías. En caso de impago, la entidad debe saber a quién recurrir. Así, las garantías pueden ser de varios tipos. Si la garantía es personal, significa que el deudor responderá al impago del préstamo con la totalidad de sus bienes, mientras que si es real, estará en juego su auto, su casa, etc. También existe la posibilidad de que sea un tercero quien avale al beneficiario del préstamo. Entonces, si el deudor no procede a la devolución íntegra del crédito, el aval será el siguiente responsable.

¿Quién puede pedir un crédito en línea en Credy?

Credy proporciona préstamos rápidos con las mejores condiciones de todas las entidades en México, en función de las necesidades del cliente. Cuenta con una calculadora y otros recursos para que la selección sea acertada.

De manera general, pueden acceder a un préstamos en línea todos aquellos usuarios que:

  • Sean mayores de 18 años (en algunos casos, exigen que el prestatario sea mayor de 21 años).
  • Dispongan de una fuente de ingresos (no necesariamente un salario).
  • Sean titulares de una cuenta bancaria, imprescindible para recibir el préstamo.

Los motivos que pueden llevar a una persona a solicitar un préstamo son variados. Es posible que tengas que realizar un pago inesperado y necesites echar mano de uno de los préstamos en línea urgentes. Puede ser una factura que no preveías o, incluso, la reparación de tu auto. Quizás necesites reformar tu casa, pagar la hipoteca o simplemente llegar de manera más desahogada a fin de mes. Si tu negocio necesita financiación, Credy puede convertirse en un auténtico salvavidas y también si eres emprendedor y solo cierta cantidad de dinero es la que te separa de hacer realidad tu sueño. Si te has sentido identificado con alguno de estos casos, significa que tú también puedes solicitar un crédito.

Pasos a seguir para recibir el préstamo

Al solicitar un préstamo, el interesado debe tener claro qué cantidad desea y el plazo en el que devolverá dicho monto. Una vez seleccionados, lo siguiente será rellenar un formulario en línea donde el usuario deberá aportar ciertos datos. La cantidad de información a proporcionar dependerá de la entidad. Finalmente, habrá que enviar dicho formulario para que el prestamista lo evalúe y valore si concedernos o no el préstamo rápido online solicitado.

Como acabamos de mencionar, cada prestamista requerirá al usuario la inserción de los datos que crea conveniente, si bien por lo general habrá que proporcionar la siguiente información:

  • Monto y plazo de devolución. El primer paso es, tal y como hemos comentado anteriormente, seleccionar el monto del préstamo y el plazo de devolución deseado. En función de la entidad, es posible que esta proporcione información al instante del interés que se derivará.
  • Datos personales. Tras introducir los datos anteriores, el prestatario deberá llenar un formulario. Entre otros, se le solicitará su nombre, apellidos, documento de identidad, género y fecha de nacimiento.
  • Datos de contacto. Estos incluyen el domicilio, correo electrónico y número de teléfono móvil.
  • Número de cuenta bancaria. La entidad requerirá que el prestatario sea titular de una cuenta bancaria para ingresarle el monto solicitado.
  • Situación económica. Habrá que indicar si disponemos de ingresos mensuales y qué gastos fijos tenemos (hipoteca, etc.).
  • Situación crediticia. Es posible que a la entidad le interese saber si ya cuentas con otros créditos concedidos o si figuras en alguna lista de impagados.
  • Situación familiar. En este apartado, deberás indicar si tienes cargas familiares, si estás casado, si tienes hijos, etc.
  • Situación laboral. En el caso de estar empleado, tendrás que aportar información sobre tu tipo de contrato, antigüedad en el trabajo, puesto, etc.

¿Son seguros los préstamos en línea?

Internet se ha convertido hoy en día en una de esas herramientas imprescindibles en nuestra vida. En la red es posible informarse, comprar boletos de avión, contactar con amigos y también con desconocidos y un largo etcétera. También, Internet es más que nunca un medio desde el que solicitar un préstamo: ya no es necesario acudir a una entidad física, es posible hacerlo sin moverse de casa. Eso sí, cuando hay dinero en juego es lógico tener dudas y preguntarse si realmente el entorno online es seguro para este tipo de operaciones.

Cada vez existen más entidades que ofrecen préstamos fuertes de dinero, conscientes de que es un producto que está adquiriendo gran popularidad en los últimos tiempos. Es recomendable, entonces, no dejarse seducir rápido y prestar atención a ciertos detalles que nos revelarán si son fiables:

  • Recaba información sobre la entidad. Antes de solicitar un préstamo, es conveniente que investigues un poco sobre la empresa, de modo que puedas verificar que es fiable.
  • Lee su política de privacidad. Así sabrás qué tratamiento darán a tus datos personales y otros detalles, para evitar sorpresas.
  • Asegúrate de que los intereses del préstamo están indicados. Antes de aceptar el préstamo, cerciórate de que están indicados los intereses que se derivarán del préstamo. De este modo, sabrás exactamente el monto final que deberás pagar.
  • Verifica las condiciones del préstamo. Si conoces las condiciones de antemano, es sinónimo de que la empresa es transparente y puedes confiar en ella. No te fíes de aquellas cuyas condiciones son demasiado idílicas.

¿Cómo sé si mi préstamo ha sido aprobado?

Los créditos online de respuesta inmediata son el sueño de todo aquel que necesita dinero con urgencia. Desde siempre, la concesión de préstamos por parte de las entidades bancarias podía demorarse semanas o incluso meses. No obstante, una de las cualidades de este tipo de préstamos por Internet rápidos es la celeridad con la que son tramitados y, en su caso, aprobados. Con Credy, normalmente, la aprobación del préstamo se recibe en unos pocos minutos después de aportar la información requerida.

Una vez que hayas completado el formulario, Credy revisa que todo está en orden y te informará por correo electrónico de su decisión pasados unos minutos. En este email también recibirás el contrato del préstamo para que procedas a su confirmación.

¿Cuándo recibiré el dinero?

El tiempo que transcurra desde la aprobación de tu préstamo en línea por parte de Credy hasta que lo recibas en tu cuenta bancaria, irá en función de tu banco. En la mayor parte de las entidades financieras este proceso no se demorará más de unos minutos y lo habitual es que se disponga del dinero el mismo día de la solicitud.

Sin embargo, aunque Credy realice la orden de transferencia solo unos minutos después de aprobar el crédito, es posible que, en algunos casos, el pago se demore hasta un máximo de 48 horas.

¿Qué tasa de intereses cobra Credy?

Credy no concede directamente ningún préstamo. Esta plataforma es un mero buscador de créditos rápidos a través de Internet. Ejerce una función de intermediario, es decir, pone en contacto al usuario con el prestamista que concede los préstamos sin recibo de sueldo. Por tanto, la decisión última de la aprobación o denegación del préstamo, la tiene dicha entidad.

No obstante, Credy se compromete a seleccionar solo las mejores compañías mexicanas de préstamos de dinero, aquellas que cuentan con una mejor valoración y de solvencia demostrada.

Este buscador de préstamos rápidos es de carácter gratuito y, por tanto, no supone ningún coste para el usuario. Asimismo, a la hora de solicitar un préstamo, la utilización de este buscador tampoco representará un coste extra. Su uso no conlleva ni gastos de gestión ni intereses añadidos para el usuario.

préstamos en línea sin papeleos

Tipo de interés aplicado sobre los préstamos

El tipo o tasa de interés es un porcentaje que las entidades de créditos en línea establecen sobre el monto pendiente de pago del préstamo. En otras palabras, se puede decir que el tipo de interés es el precio del préstamo. La existencia de un préstamo de dinero implica que hay también un tipo de interés. Por lo general, los prestamistas fijan sus tipos de interés atendiendo a dos aspectos: el plazo de devolución y el riesgo. Esto significa que a mayor plazo y riesgo, mayor será el tipo de interés. Hay dos clases: interés fijo e interés variable.

  • Interés fijo. En el caso del interés fijo, el porcentaje se mantiene estable a lo largo de toda la vida del préstamo. El tipo de interés fijo es el aplicado habitualmente en los préstamos personales.
  • Interés variable. El tipo de interés variable es aquel que va cambiando con el tiempo. Así, se trata de un porcentaje al que habrá que sumar el denominado tipo de interés de referencia (un componente en permanente cambio) y el diferencial o margen de intermediación (que se mantiene constante). Por lo general, el interés variable se aplica en los préstamos hipotecarios.

Comisiones de los préstamos de dinero

Es posible que muchas entidades exijan el pago a los prestatarios de los trámites y demás procedimientos que se deriven de los créditos. Así, aparte de aplicar un tipo de interés sobre los préstamos express, los usuarios deberán afrontar el coste que suponen estas gestiones, denominadas comisiones de los créditos. Como siempre, cada compañía prestamista decidirá si cobrar o no a sus clientes la tramitación de los préstamos de dinero en línea, pero conviene que conozcas cuáles son estas comisiones:

  • Comisión de estudio. Es aquella que cobra el prestamista por los análisis que efectúa con el propósito de verificar la solvencia del usuario. En el caso de que el préstamo no se conceda finalmente, entonces no se cobraría.
  • Comisión de apertura. Es aquella que cobra el prestamista por las gestiones y trámites que debe llevar a cabo para poner los préstamos en línea inmediatos a disposición del usuario. Normalmente, esta comisión es un porcentaje del monto concedido.
  • Comisión por modificación del contrato. Puede ocurrir que el prestamista cobre una comisión si el cliente solicita el cambio de alguna de las características del contrato.
  • Comisión por cambio de garantía. Asimismo, es posible que la entidad exija una comisión por modificaciones en la garantía del préstamo.
  • Comisión por reembolso anticipado. Algunos prestamistas también podrían cobrar una comisión si se devuelve la totalidad o parte del crédito antes de lo suscrito en el contrato.

Otros gastos asociados a los préstamos

Además de los gastos anteriores, habría que tener en cuenta otros como los gastos de vinculación, la tasa anual equivalente (TAE) y los pagos a terceras partes implicadas, los cuales podrían suponer un coste extra de los préstamos de dinero en línea. Vamos a verlos:

  • La tasa anual equivalente es un índice que establece el coste real de un crédito, es decir, indica cuál va a ser el precio exacto del préstamo. Esta tasa incluye todos los intereses, comisiones y demás egresos que deberá afrontar el deudor a consecuencia de su crédito. Se expresa en porcentaje y, cuanto mayor sea este, peores van a ser las condiciones para el prestatario.
  • Gastos de notario. Sobre todo en el caso de solicitar un monto elevado, es posible que se requiera la firma del contrato ante notario. Son gastos que podrían encarecer, por tanto, los préstamos en línea rápidos y que no quedarán reflejados en la TAE.
  • Productos vinculados. En ocasiones y con el objetivo de estrechar la relación con la compañía, es posible que sea necesario contratar otros servicios con dicha entidad. De esta forma, además, esta nos asegurará unas mejores condiciones. Estamos hablando de los productos vinculados que pueden ir desde domiciliaciones de nómina con esa entidad hasta la contratación de seguros de vida.

¿Se pueden solicitar préstamos estando sin buró?

La solicitud de préstamos en línea sin buró de crédito es una de las dudas más frecuentes de aquellos usuarios que necesitan financiación. Estos listados muestran la relación de personas que tienen deudas con empresas y, además, las entidades prestamistas pueden acceder a ellas muy fácilmente. Se trata, así, de un gran obstáculo a la hora de solicitar préstamos en línea urgentes, ya que muchos acreedores exigen no aparecer en estas listas.

Las empresas con las que una persona puede contraer una deuda pueden ser de cualquier tipo: compañías telefónicas, eléctricas, etc. Generalmente, los bancos no conceden préstamos sin buró.

Sin embargo, en Credy esto no supone un problema y es posible solicitar uno o más préstamos en línea sin buró de crédito, como parte de su compromiso para ayudar a cualquier persona que necesite dinero urgente. Es más, en torno al 99,9% de las solicitudes de préstamos online que se reciben a través de esta plataforma, son aprobadas.

¿Cómo puedo pagar el préstamo en línea?

La forma de efectuar el pago del préstamo es la que hayas acordado con el prestamista. Es él quien fija las condiciones de devolución. Lo habitual es establecer unas cuotas mensuales que aúnan una parte del total del crédito y la parte correspondiente de los intereses. No obstante, si el monto prestado no es muy elevado, generalmente se fija una única cuota a vencimiento en la que se devolverá la totalidad del crédito más los intereses devengados.

¿Cómo se reembolsan los préstamos?

Como acabamos de comentar, cada acreedor define las condiciones para el pago de los préstamos en línea rápidos. La mayoría de los prestamistas ofrecen bastante flexibilidad en las opciones de pago. Vamos a ver las tres vías que suelen proponer.

  • Pago con tarjeta. Las entidades de préstamo en Internet a menudo cuentan con un área de clientes, por lo que el reembolso del crédito es tan sencillo como introducir los datos de nuestra tarjeta de crédito. Esta operación suele ser gratuita para el prestatario.
  • Transferencia bancaria. También es posible realizar un ingreso en efectivo o una transferencia bancaria a la cuenta que te haya facilitado el acreedor. Tendrás que indicar tus datos en el concepto de la operación, de modo que identifiquen tu pago rápidamente.
  • Domiciliación bancaria. Si habéis acordado que la devolución de los préstamos en línea inmediatos se realice en varias mensualidades, quizás te interese domiciliarla. Se trata de una opción más cómoda y no tendrás que estar pendiente cada mes de realizar el ingreso en cuenta.

Recuerda que cuanto más te demores en pagar el préstamo, más intereses tendrás que soportar. Por ello, es conveniente que busques el equilibrio y, en lo posible, trates de reducir las mensualidades. En líneas generales, los prestamistas permiten adecuar el monto de la cuota mensual en función de nuestras necesidades para que el pago de los préstamos en línea urgentes no represente una dificultad económica.

¿Se puede devolver un crédito antes de tiempo?

La mayor parte de las entidades de préstamo ofrecen la posibilidad de devolver antes de tiempo el crédito solicitado, ya sea total o parcial. Es más, existe una ley de contratos de créditos al consumo que obliga a estas compañías a aceptar el reembolso del préstamo antes de su vencimiento, si bien a cambio podrían cobrar una comisión a modo de compensación por la reducción de ingresos por intereses. Es lo que se conoce como comisión por reembolso anticipado.

Entonces, en el supuesto de que se produzca la devolución anticipada del préstamo, algunas compañías podrían exigir una compensación económica que, por lo general, no debería ser superior al 0,5%. Lo mejor es, en cualquier caso, consultar los términos y condiciones del prestamista para asegurarte.

No obstante, hay que decir que no todas las empresas cobran este recargo. Es más, gran parte de los prestamistas privados no exigirán el pago de esta compensación y, por tanto, el reembolso anticipado representa una ventaja para el prestatario. En este caso, se denomina amortización anticipada gratuita.

¿Qué puede ocurrir en caso de impago del préstamo?

En el momento que firmas el contrato del préstamo, estás aceptando las condiciones que en él están plasmadas. Por supuesto, también te comprometes a efectuar la devolución del crédito en el plazo convenido. Puede ocurrir que, por algún motivo, tengas dificultades para satisfacer el pago de uno más préstamos en línea al instante, en cuyo caso muchas entidades ofrecen la posibilidad de prórroga de reembolso. Esta situación, obviamente, acarreará el devengo de comisiones e intereses adicionales.

Si aún así no podemos hacer frente a la devolución del préstamo, hay varios escenarios posibles:

  • Intereses de demora. Si el préstamo no se ha pagado a su vencimiento, se generará automáticamente una penalización por mora que irá incrementándose hasta que el pago se realice.
  • Inscripción en el Registro Nacional de Deuda. En el caso de que el impago se dilate en el tiempo, el prestatario podría ser inscrito en un listado de morosos, como el Buró de Crédito. Aunque no suponga una penalización económica, lo cierto es que aparecer en estas listas puede ser problemático en el futuro y nos impedirá obtener, por ejemplo, un crédito bancario.
  • Demanda judicial. La demanda judicial es la última vía que tienen a disposición las entidades para exigir el pago. Si llega ese momento y perdemos el juicio, estaremos obligados a saldar la deuda más la suma de los intereses y comisiones derivados de la demora en el pago.
  • Embargo de bienes. Si la reclamación judicial se formaliza y no poseemos dinero suficiente para hacer frente a la deuda contraída, es posible que se dicte el embargo de aquellos bienes que propusimos como garantía del préstamo. Esto incluye tanto los bienes presentes como los futuros. Además, el embargo de bienes puede extenderse al aval, en el caso de que este estuviera presente en el contrato de crédito.