Por favor, espera
Nosotros estamos procesando tu solicitud

Préstamos personales online sin moverte de casa

La llegada de Internet a nuestras vidas nos ha traído un sinfín de mejoras: podemos contactar con cualquier persona en cualquier lugar del mundo, adquirir boletos para el cine, realizar trámites bancarios… y ahora también, pedir préstamos personales online.

A continuación te mostraremos todas las claves para entender por qué este tipo de financiación se ha convertido en la mejor solución del siglo XXI.

Prestamos personales online inmediatos en Credy.mx

¿Por qué optar por un préstamo personal?

Los créditos personales rápidos se han convertido en una de las mejores soluciones de financiación que dejan atrás el método tradicional que ofrecían los bancos pero cuyas rígidas condiciones impedían a muchos poder acceder a este tipo de préstamos.

Las ventajas de obtener este tipo de financiación son muchas, como por ejemplo la comodidad de poder realizar los trámites desde cualquier lugar (pues sólo basta con tener una computadora con acceso a la red), la flexibilidad que ofrecen las compañías crediticias online o la posibilidad de obtener tus préstamos en 10 minutos.

El el siguiente apartado os mostraremos, uno por uno, los beneficios de obtener un préstamo personal.

Beneficio de este tipo de préstamos

Los préstamos personales rápidos por Internet han solucionado uno de los problemas que, hasta entonces, no habían sido capaces de cubrir los bancos tradicionales, pues han podido solventar esa necesidad de conseguir préstamos personales online sin papeleos y sin aval, de manera sencilla y casi instantánea.

Estas son algunas de las ventajas que ofrecen:

  • Este tipo de préstamos en línea rápidos podrás emplearlos para lo que desees (reformas, pago de multas, viajar…), ya que en ningún momento tu prestamista te preguntará para qué quieres el dinero. Atrás quedan los tradicionales créditos bancarios que tenían que emplearse en un gasto específico.
  • Podrás solicitar tu préstamo personal rápido con independencia de la zona de México en la que te encuentres y desde la comodidad de tu hogar: sin desplazamientos y realizando los trámites en cualquier momento del día. Una computadora, tableta o celular con conexión a Internet es suficiente para beneficiarse de estos créditos personales rápidos.
  • Sencillez. El funcionamiento para solicitar estos préstamos es bien sencillo: con tan sólo rellenar un formulario básico, solicitar el monto que deseas y el plazo en el que lo quieres devolver, convierten este proceso en algo realmente fácil.
  • Pocos requisitos. Los requisitos para solicitar este tipo de préstamos son mucho más blandos que los que podemos encontrar en cualquier entidad bancaria. Además, muchos prestamistas pueden conceder créditos personales sin buró de crédito para que puedan beneficiarse también aquellas personas en situaciones más dificultosas.

Préstamos rápidos online sin papeleo. Resulta fácil encontrar prestamistas que concedan préstamos sin aval para que resulte aún más rápido y fácil conseguir un crédito.

¿Por qué optar por un préstamo personal?

Requisitos para solicitar este producto financiero

Los requisitos para poder acceder a este tipo de créditos pueden variar según la entidad prestataria, por lo que lo recomendado es consultar siempre las condiciones de cada una. Aun así, hay algunos puntos importantes que se deben tener en cuenta, pues pueden ser claves para determinar que se acepte o se deniegue el préstamo solicitado.

Como hemos dicho, cada prestamista establece sus propios requisitos, aunque hay que reconocer que la enorme competencia ha conseguido que la mayoría ofrezcan facilidades similares a sus clientes. Es por ello que por lo general, las condiciones más habituales requeridas por las entidades prestatarias son:

  • Haber cumplido la mayoría de edad.
  • Ser titular de una cuenta bancaria, ya que será ahí donde recibas el dinero solicitado de tu préstamo personal.
  • Disponer de unos ingresos más o menos fijos. Hasta no hace mucho, un requisito imprescindible para solicitar un préstamo era poseer un trabajo fijo y con recibos que lo acreditaran. Sin embargo, actualmente basta con tener una fuente de ingresos más o menos fija, lo que no tiene por qué corresponderse con un sueldo. De hecho, existen prestamistas que conceden préstamos personales sin recibo de sueldo que aceptan otros ingresos como el dinero de una beca o la prestación por desempleo. Simplemente se necesita que el cliente disponga de unos ingresos estables que pueda demostrar.
  • Tener deudas vigentes con otras compañías. Los proveedores de préstamo que forman parte de Credy tienen acceso a los informes de Buró de Crédito, por lo que saben perfectamente si el cliente que solicita el préstamo tiene alguna deuda pendiente. Y tener un informe negativo por parte del Buró de Crédito podría llegar a complicar la vida del usuario, no pudiendo acceder a otros servicios, como por ejemplo dar de alta una línea de teléfono o solicitar un nuevo préstamo. Sin embargo, esto por qué ocurrir si el monto que se solicita es pequeño. Por este motivo algunas compañías online permiten la opción de tramitar préstamos sin buró, como una forma de facilitar al usuario el acceso al préstamo que necesita. De todas formas, la autorización de préstamos inmediatos sin buró dependerá de la política interna del proveedor.
  • Disponer de un aval. Aunque las entidades bancarias más estrictas suelen exigir un aval como una forma de protegerse frente a posibles impagos, no es una práctica común en el sector online. Por lo que lo habitual entre los proveedores de préstamos en Credy es que ofrezcan préstamos personales online sin aval.

Por último, el lugar de residencia no es algo que tenga demasiado peso, ya que estos trámites se realizan a distancia. De esta manera, podrás solicitar tu préstamo personal desde cualquier rincón de México

¿Cómo solicitar préstamos personales?

Es realmente sencillo solicitar préstamos a través de la web de Credy. A continuación, te explicamos los pasos para solicitar tus préstamos personales en línea.

  1. Selecciona la cantidad de dinero que necesitas y el plazo en el que quieres devolverlo para poder ver qué prestamistas se ajustan a esos requisitos.
  2. Según los datos facilitados, desde Credy realizaremos un estudio entre varios de nuestros proveedores de préstamos y escogeremos aquel que mejor se adapte a tus necesidades. No realizaremos cobro alguno por esta mediación, y el cliente no tendrá ninguna obligación de solicitar el préstamos a la empresa que nosotros hayamos seleccionado. La última palabra siempre la tendrá el cliente.
  3. Cuando te hayas decidido, haz clic sobre el botón “Obtén tu dinero” y serás redirigido a la página oficial del prestamista para que puedas solicitar tu préstamo.
  4. Lo siguiente que tendrás que hacer será rellenar un sencillo formulario online con tus datos personales, el monto que necesitas y el plazo en el que lo quieres devolver. Una vez enviada la solicitud y confirmes tus datos mediante un sms o correo electrónico, recibirás la notificación de solicitud aprobada y recibirás el dinero directamente en tu cuenta bancaria.
  5. Cuando llegue la fecha indicada para el pago, deberás hacerlo según te haya indicado el propio prestamista: pago en Practicajas, transferencia bancaria, Paypal…

Como ves, no es necesario tener grandes conocimientos de Internet para poder solicitar tus préstamos personales rápidos por Internet.

Solicita con Credy préstamos personal online hasta 3000$

¿Cómo calcular prestamos personales?

Por lo general, existen dos formas de calcular créditos personales: los que se pagan de una sola vez o los que se abonan por quincenas.

  • En el primer caso nos referimos a los préstamos de monto reducido que se pagan en un breve plazo de tiempo, como mucho en un mes. Esto es que deberás reunir la suma total del dinero prestado más los intereses y saldar tu deuda antes de la fecha de pago convenida con el prestamista.
  • Para el segundo caso, tendrás que realizar los cálculos según un calendario de cuotas que te proporcionará la entidad prestataria durante los trámites del acuerdo. Por tanto, el crédito se mantendrá hasta el pago de la última cuota. Se trata de una solución más a largo plazo y más cara, pero que cuenta con la ventaja de poder pagar el préstamo a través de pequeñas cuotas que se adapten al nivel de ingresos del cliente, resultando una opción mucho más flexible.

A través de nuestra web te ayudaremos a encontrar tu préstamo personal rápido con las condiciones que más te convengan. A continuación te explicamos cómo utilizar la calculadora de Credy:
Nuestra calculadora de préstamos express ofrece la opción de introducir la suma del dinero que necesitas y el número de plazos en los que quieres devolverlo. Para que podamos encontrar el prestamista que mejor se adapte a tu situación, deberás mover el selector de plazo de izquierda a derecha hasta situarlo en el tiempo exacto en el que quieres devolver tu préstamo. De esta manera, en función de la cantidad solicitada y del tiempo de devolución, la calculadora te mostrará los intereses aproximados que se generarán con tu préstamo. Por lo que podrás valorar diferentes opciones hasta dar con la tuya. ¡Así de fácil!

¿Cómo recibo el dinero del préstamo?

Recibirás el monto solicitado de tu préstamo personal directamente en tu cuenta bancaria en un plazo realmente corto. A pesar de que el tiempo exacto en recibir tu dinero dependerá de diversos factores, lo cierto es que Credy maneja tiempos de espera que van desde unas pocas horas a apenas unos minutos, como ocurre con nuestros préstamos en 10 minutos.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que en México existe el SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios) gracias al cuál las transferencias online tienen una validez inmediata siempre que éstas se realicen en horario comercial de lunes a viernes. Fuera de ese horario, la transferencia de dinero de tu préstamo podría llegar a demorarse.

Otros factor que también puede influir en el tiempo de espera es la comprobación por parte del prestamista de la situación del cliente en el Buró de Crédito. Aunque Credy también dispone de préstamos personales online sin buró para aquellos clientes que cuenten con deudas pendientes. Por lo demás, si no hay ninguna incidencia, podrías obtener tu dinero en tu cuenta bancaria en muy poco tiempo.

Diferencia entre un préstamo personal y un préstamo bancario

La ardua tarea que suponía para los usuarios conseguir financiación bancaria, hizo que surgiera una nueva vía como alterativa para solventar estos problemas. Pero en nuestros días, todavía hay mucha gente que desconoce las diferencias entre los préstamos personales en línea y los préstamos bancarios. A continuación os resolveremos todas las dudas al respecto:

  • Mientras que para pedir solicitar un préstamo bancario tenías que desplazarte hasta la entidad física más cercana y aguardar las largas colas, para solicitar un préstamo online podrás hacerlo desde cualquier lugar en el que te encuentres. Tan sólo necesitas un computador, tableta o smartphone con acceso a Internet para disfrutar de las ventajas que ofrece la red. Rápido y realmente sencillo.
  • Con o sin explicaciones. Al solicitar un préstamo bancario, tienes que especificar en qué vas a invertir ese dinero y en función a esos detalles y tu función financiera, el banco valorará si te lo concede o no. Sin embargo, con los préstamos online eso no ocurre, ya que Credy en ningún momento te hará preguntas.
  • Documentación. Los créditos personales en línea no requieren ningún tipo de papeleo, ya que para solicitarlos tan sólo necesitarás ser mayor de edad, tener unos ingresos más o menos fijos y tener un número de cuenta bancaria. En cambio, los bancos suelen exigir una nómina entre otros documentos, haciendo el proceso mucho más engorroso y lento.
  • Los préstamos personales online suelen ofrecer un monto más reducido en comparación con los bancarios. Mientras los primeros no suelen superar los 3.000$, los créditos bancarios suelen ser de como mínimo, precisamente, esa cantidad.
  • Normalmente, las entidades bancarias tardan más en gestionar los préstamos y en ingresar el monto a sus clientes que los préstamos rápidos y fáciles que se solicitan por Internet. Y en el caso de Credy, podrás obtener el dinero de tu préstamo personal en unos 15 minutos, directamente en tu cuenta bancaria (aunque ello también dependerá, como ya hemos comentado, del momento en el que pidas tu crédito)
  • Préstamos sin buró. Las entidades bancarias no otorgan préstamos a aquellas personas que cuenten con un informe negativo en el Buró de Crédito. Así que, si este es tu caso, no podrás disfrutar de un préstamo bancario. Por fortuna, en Credy ofrecemos créditos personales sin buró de crédito para aquellas personas que se encuentren en una situación crediticia más complicada.

Por todo ello, solicitar créditos personales a través de Internet se ha convertido en la mejor opción de financiación para muchos usuarios.

¿Cuál es el interés de un préstamo?

El tipo de interés puede ser de varias clases. Cuando hablamos de tipo de interés fijo, nos referimos al tipo de interés que se mantiene durante el tiempo que dura un préstamo. Pero si el tipo de interés es variable, estos cambiarían en función de las condiciones que hayan sido previamente convenidas. A su vez tenemos el interés mixto, el cuál combina los intereses fijo y variable a lo largo de las diferentes etapas del préstamo.

Por otra parte, también existe el tipo de interés compuesto o simple. La diferencia es la siguiente: mientras en el interés compuesto las cuantías de los intereses se van sumando hasta el final del plazo de ese préstamo; en el tipo de interés simple, dichos intereses se liquidan al finalizar el período del préstamo.

Pero la cosa no acaba ahí, ya que también tenemos el tipo de interés nominal y el tipo de interés efectivo. En el nominal, los intereses se liquidan en el plazo indicado en el tipo de interés. Por contra, en el interés efectivo, el tiempo empleado en su cálculo no coincide con el plazo de liquidación de intereses.

Para poder conocer el coste o rentabilidad de un producto financiero, hay que calcular el tipo de interés efectivo. Esto es porque así se computa el interés de un activo (o pasivo) financiero teniendo en cuenta absolutamente todos los costes, comisiones, amortizaciones, intereses implícitos, explícitos o escalonados. Aunque bien es cierto que existen otros tipos de interés que no hemos mencionado, los señalados anteriormente se consideran los más importantes. Por lo que a continuación abordaremos otro tema que conviene saber: cómo calcular el tipo de interés.

Cómo calcular el tipo de interés para cada clase

En el caso del interés fijo, se calcularía mediante dos sencillos pasos:

  1. Primero de todo, hay que multiplicar el capital prestado por el tipo de interés. Es decir, el monto prestado por el tipo de interés convenido con el prestamista.
  2. Después, se multiplica esa cantidad por el tiempo en el que se devolverá el préstamo, ya sean meses o años.

En el caso de los intereses variables, habrá que realizar esos mismos cálculos pero por separado, en cada una de las etapas en las que dicho interés varía. Por último, se sumaría el resultado de cada etapa para poder conocer el valor de la suma total.

Los préstamos personales como la mejor opción

Debido a que normalmente los préstamos que conceden los bancos suelen tener un tipo de interés variable, con frecuencia es una práctica que perjudica al cliente. Eso sin mencionar el hecho de que pueden agravarse debido a extrañas cláusulas e intereses ocultos. Por ello, en Credy mantenemos informados a nuestros usuarios para que conozcan en todo momento las condiciones del préstamo financiero que están solicitando. En ese caso, los créditos personales se sitúan como la mejor opción para la gran mayoría por ser unos préstamos rápidos y fáciles cuyos intereses están claramente reflejados en todo momento, ya que son unos intereses fijos acordados previamente a la concesión del préstamo. Por tanto, resultan una gran opción para todo aquel que busque una financiación de urgencia para solucionar sus problemas crediticios, bien para darse un capricho o solucionar algún gasto imprevisto, pudiendo conseguir tus préstamos en 10 minutos.

Además, Credy te ayudará a encontrar la opción que más se ajusta a tus intereses entre las entidades crediticias que conceden préstamos personales en Internet. De esta manera, en unos pocos minutos, tras haber valorado las ventajas y desventajas que le ofrecen cada una de las alternativas y filtrando en base a sus necesidades, te mostraremos las condiciones del préstamo online que más se adapte a ti.

Préstamos pesonales de credy: la mejor opción

¿Puedo solicitar un préstamo más de una vez?

Puedes solicitar un préstamo personal las veces que quieras. Eso sí, para poder pedir un nuevo crédito, primero deberás haber devuelto el monto del anterior. Así que, una vez hayas realizado el pago del dinero prestado más los gastos de gestión, podrás solicitar uno nuevo siempre y cuando no haya habido incidencias.

Recuerda que aconsejamos solicitar un crédito únicamente si tienes la seguridad de que vas a poder devolverlo en los plazos y forma convenidas con la entidad prestataria. Siempre y cuando cumplas con los requisitos exigidos por la compañía de préstamos, no tendrás problemas para conseguir uno nuevo.

¿Puedo pedir un préstamo sobre otro préstamo?

Normalmente las entidades prestatarias no suelen conceder préstamos nuevos a clientes que tengan créditos pendientes. Y desde Credy no aconsejamos tener créditos encadenados, o lo que es lo mismo pedir nuevos préstamos para hacer frente a los actuales. El motivo es que se trata de una práctica peligrosa, ya que contribuye a crear una espiral de endeudamiento que puede derivar en importantes problemas financieros para el usuario. Por ello, recomendamos siempre hacer un uso responsable de los préstamos personales, y sólo solicitar un crédito cuando se tenga la seguridad de que puede devolverse cumpliendo con los plazos e intereses acordados.
Por parte de los prestamistas que colaboran con Credy no te pedirán en ningún momento que les expliques el uso que le vas a dar al crédito. Aunque, para aprobar la solicitud, en algunos casos puede ser necesario realizar una consulta al Buró de Crédito para comprobar que el cliente sea solvente. Muchas compañías de crédito exigen que el cliente tenga un Buró intacto, y de no encontrar un informe positivo a su favor, denegarían la solicitud de préstamo. Pero en Credy, los usuarios que cuenten con deudas podrán acceder a nuestra página de préstamos personales online sin buró para encontrar opciones más flexibles. Se trata del único caso en el que se puede pedir un préstamo para pagar deudas pendientes.
Aun así, desde Credy no recomendamos pedir un préstamo para pagar las deudas de otros créditos anteriores, pues esta “solución” a la larga podría tener una serie de consecuencias negativas, al sumar una serie de préstamos cuyos intereses serían cada vez más y más altos.

¿Qué tiempo tiene que pasar entre préstamo y préstamo?

No hay que esperar ningún tiempo determinado para poder pedir el siguiente préstamo. Simplemente, el único requerimiento es que hayas terminado el pago del préstamo anterior ya que, por lo general, no se puede gozar de dos créditos personales en línea de manera simultánea. Una vez el prestatario te notifique la finalización del pago, podrás solicitar inmediatamente un nuevo préstamo personal rápido.

¿Obtengo privilegios si solicito otro préstamo?

Credy cuenta con un programa de fidelidad creado expresamente para sus clientes con el que poder solicitar una mayor cantidad de dinero en los préstamos siguientes. Para beneficiarse de él, simplemente deberás haber pagado tu préstamo dentro del plazo marcado.

Aquellos clientes que soliciten sus préstamos rápidos online en nuestra página, podrán disfrutar de diversas ventajas en sus siguientes créditos como la que hemos mencionado, siempre y cuando no hayan dado problemas a la hora de pagar sus cuotas.

Pero para obtener más información sobre esto y otras ventajas por ser cliente VIP, podrás consultarnos directamente a nosotros a través de nuestra página web.

¿Se puede prolongar el plazo de devolución del préstamo?

Aunque te recomendamos que realices tus pagos de cuotas dentro de los plazos que hayas acordado con tu prestamista, puede ocurrir que en algún momento te surja algún imprevisto que te impida hacer frente a dichas cuotas. En ese caso puedes pedir una prórroga, aunque debes tener en cuenta que puede que esto te afecte en un futuro de cara a conseguir próximos préstamos.

¿Cómo funcionan las prórrogas de Credy?

A pesar de que cada prestatario cuenta con sus propias reglas y funcionamiento, lo cierto es que una gran parte permite extender el plazo de devolución de sus préstamos en línea rápidos, ya que siempre se trata de la mejor opción frente a la posibilidad de impago por parte del cliente.

Para ello, tan sólo tendrás que ponerse en contacto con el departamento de atención al cliente de tu prestamista y pedir información sobre la prórroga o intentar llegar a un mutuo acuerdo con la compañía.

Algunos prestamistas, incluso, permiten extender el plazo de pago a través de su web y de manera automática. Para comprobarlo, tan sólo debes acceder a tu área personal en la página de tu entidad y buscar un apartado llamado “Extender plazo de pago”. Al pulsar dicho enlace podrás elegir una nueva fecha de pago, y recuerda que ello acarrea un coste extra por ser un gasto de gestión que, inicialmente, no estaba previsto. Dicho coste extraordinario podrá abonarse en línea, pero hasta que no se realice dicha prórroga o extensión del plazo no se hará efectiva.

¿Qué ocurre si dejo de pagar el préstamo?

Cuando obtienes un préstamo personal te comprometes a cumplir con los pagos acordados con tu entidad prestataria, ya que en caso de impago la situación podría generar una serie de consecuencias negativas, como que el prestamista se vea obligado a notificar la deuda al Buró de Crédito. Si esto ocurriera, el cliente podría tener problemas en el futuro si quisiera contratar algún otro servicio o incluso pedir una nueva financiación, pues los bancos y compañías rechazarían su solicitud al comprobar su solvencia en los informes del Buró de Crédito.

Pero como ya habrás comprobado, en nuestra web tenemos algunas secciones dedicadas a los préstamos personales online sin buró como una gran alternativa para aquellos usuarios que cuenten con deudas. Sin embargo, y como ya comentamos en un apartado anterior, en ningún caso recomendamos pedir préstamos en línea para pagar ningún otro préstamo. Antes que eso, ponte en contacto con el departamento de atención al cliente de tu prestamista e infórmales de tu situación para intentar llegar a algún acuerdo. Puede que así la compañía, para evitar el impago, te ofrezca una extensión del plazo u otras facilidades como realizar el pago en pequeñas cuotas.

Pero debes saber que, de no afrontar el pago de un crédito, el prestamista podría empezar a cobrar una serie de intereses de demora, los cuales son mucho más altos que los normales. También podrían reclamar, en caso tener que ponerse en contacto contigo para solucionar la incidencia, una “comisión por reclamación de posiciones deudoras”. De prolongarse todavía más el impago, la entidad prestataria podría inscribirte, como ya mencionamos antes, en el Buró de Crédito, e incluso de abrir un proceso judicial con el fin de reclamar las deudas pendientes.
Por todo esto, siempre insistimos en que se haga un buen uso de estos préstamos rápidos y fáciles, y solicitar uno siempre y cuando se cuente con la total seguridad de poder cumplir con el pago de las cuotas previstas en el contrato.

¿En qué puedo gastar mi préstamo personal?

A pesar de que los préstamos personales en línea han sido pensados para aquellas personas que necesitan solucionar cualquier problema financiero de su vida privada, cada vez son más las empresas y autónomos que se decantan por esta vía de financiación para solventar cualquier problema, como pagar una deuda, hacer frente a un imprevisto o ampliar su negocio.

Además de para un uso profesional, los préstamos personales pueden utilizarse para un sinfín de posibilidades:

  • Solventar imprevistos como pagar una multa de tráfico, afrontar gastos médicos, reparar el coche o comprar un refrigerador nuevo.
  • Darse un capricho, como ese viaje que siempre habías soñado pero que hasta ahora no te atrevías a hacer o conseguir el último smartphone del mercado.
  • Afrontar épocas de mayor gasto. Un claro ejemplo lo tenemos en Navidad, dónde se hace necesario tener unos ingresos extra para poder comprar los regalos de toda la familia.

Sea cual sea tu caso, habrás podido comprobar que estos préstamos en línea sin papeleos pueden emplearse para lo que se desee, pues en ningún caso el prestamista le preguntará para qué necesita el dinero.  Además, al tratarse de cantidades pequeñas, podrás financiar tus préstamos personales online sin aval. Sin duda, una solución que te sacará de más de un apuro.