Por favor, espera
Nosotros estamos procesando tu solicitud

Préstamos rápidos

Desear dinero y tenerlo de manera instantánea era algo que hasta hace bien poco solo se daba en el mundo de los sueños, en el de la magia o en el cine. Por suerte esto ha cambiado y ya es toda una realidad al alcance de todas las personas mayores de edad. Todas las personas pueden adquirir un préstamo en línea o un préstamo de forma rápida e inmediata a través de internet. Si no te lo crees, permanece atento.

A continuación, te explicamos de forma detallada qué entendemos por préstamos rápidos online y cuándo te puedes beneficiar de ellos.

Prestamos rapidos online

Qué entendemos por préstamos rápidos online

La tramitación de créditos tradicionales, los que siguen otorgando las entidades bancarias y financieras actuales, se pueden dilatar en el tiempo días, semanas y meses. Además, que deberás realizar un montón de trámites y aportar miles de justificantes para los que precisas esa cuantía económica. Esto ha cambiado. Ahora, en menos de 15 minutos puedes obtener el dinero que necesitas de forma express. Un método estupendo para conseguir préstamos rápidos online urgentes, totalmente sin esperas.

¿Por qué 15 minutos? Porque es el tiempo que pasa desde que un usuario envía sus datos a través de nuestro formulario online hasta que recibe la cantidad solicitada en su cuenta bancaria y, por tanto, puede disponer de él.

Cómo realizar una solicitud de préstamos personales online

A ese concepto de inmediatez se suma la rapidez con la que se puede realizar la solicitud. En nuestra interfaz, gracias al diseño sencillo con el que contamos, podrás visualizar dos barras de selección. Tan solo deberás moverlas hacia los lados para indicar la cantidad que deseas disfrutar y el plazo temporal en que quieres devolver el préstamos rápido online urgente. Una vez cumplimentado este primer paso, responderás a un formulario de lo más intuitivo. ¿Cuánto tardas en rellenarlo? ¡Tan solo 2 o 3 minutos! Por eso mismo, el conjunto de la operación no suele superar los 20 minutos en la mayoría de los casos.

¿Y quién hace posible todo esto? Internet, sin duda. A través de un ordenador, una tablet o un smartphone con conexión a la Red, se pueden completar todos los pasos de la operación. Incluso no necesitas disponer de internet en tu hogar, podrás solicitarlo en una cafetería, en un restaurante o una zona pública con WiFi.

Ventajas de solicitar préstamos rápidos online

Además, de poder solicitar el dinero desde cualquier lugar, contarás con otra serie de ventajas. Por ejemplo, ahorrarás tiempo y coste. ¿Cómo lograrás esto? Muy sencillo. No hace falta desplazarse a ningún sitio, no hay que esperar ningún tipo de cola, no hay que ceñirse a ningún horario, no debes realizar trámites, ni papeleo, ni tampoco debes dar justificaciones de para qué necesitas el dinero…

De hecho, otra de las grandes ventajas de Credy.mx es que se pueden solicitar préstamos inmediatos cualquiera de los 7 días de la semana, incluidos festivos. ¡Los 365 días del año! En cualquier momento puede surgir un imprevisto, una avería o un pago con el que no contábamos. Por eso mismo estamos contamos con un equipo que está a tu disposición las 24 horas del año.

Si a las virtudes de Internet añadimos la eliminación de trabas que lleva a cabo Credy, tenemos las condiciones perfectas para pedir uno de estos préstamos rápidos en línea inmediatos. No hace falta que presentes recibos de sueldo, ni declaraciones de impuestos de autónomos, ni ningún otro documento superfluo. Los requisitos que te pedimos son muy sencillos: ser mayor de edad, es decir, tener más de 18 años, como exige la ley, tener una cuenta bancaria y confirmar que se tienen ingresos periódicos, que pueden ser prestaciones por desempleo, becas, pensiones…

Aspectos muy básicos y fáciles para aportar la mejor experiencia a nuestros usuarios.

Situaciones cotidianas en las que te serán útiles: dos casos reales

Para entender mejor los beneficios de los préstamos rápidos online, pensemos en dos situaciones que pueden ser perfectamente reales, contigo como protagonista:

En la primera situación vas andando por la calle y, de repente, te acuerdas de que hoy era el último día para pagar muy importante, como por ejemplo: la reserva de un viaje. Lamentablemente, la oficina de tu banco ya ha cerrado y en tu cuenta bancaria no hay dinero suficiente, solo en tu hucha o debajo del colchón. ¿Solución? Te sientas en un banco, sacas tu smartphone y solicitas un préstamo rápido por internet. En tan solo 15 minutos tendrás el dinero en tu cuenta para poder hacer la transferencia de la reserva de tu viaje. ¡Arreglado!

Segundo caso: Llega fin de mes y tu empresa no puede pagarte el recibo de sueldo. Pasan los primeros días de mes y sigue sin haber cambios. Lo peor de todo es se acerca el fin del plazo para pagar una multa con importe reducido. Pasado ese día, costará el doble. ¿Solución? Decides pedir un préstamo rápido online sin papeleos para no tener que cumplir la penitencia de abonar el doble por tu multa. Fácil, ¿no?

Como ves, los créditos personales no son una medida a la desesperada para salir de una situación de quiebra o deuda. Cualquier persona puede recurrir a ellos como una forma más para organizar su economía personal o familiar, como una herramienta de financiación fácil, rápida y económica. Además, confiamos más si quien respalda esos préstamos personales online en México es una empresa con la solvencia y la confianza de Credy local, donde nuestros números hablan por sí solos.

  • Ratio de aceptación de solicitudes a través de nuestro formulario online: 99,99%.
  • Porcentaje de clientes fieles y, por tanto, satisfechos con nuestra plataforma: 98,99%.
  • Número de préstamos rápidos concedidos por Credy: más de 450.000.
  • Cantidad de dinero prestado desde nuestra creación: más de 300.000.000 $.
  • Cantidad media prestada en cada préstamo rápido online: en torno a 2.720 $.