Qué es una línea de crédito

¿Qué es una línea de crédito? ¿Para qué puede ser recomendable su adquisición y para quién no es aconsejable su uso? ¿Cuáles son sus ventajas y cuáles sus desventajas? En este artículo vamos a aclarar qué es una línea de crédito, un término económico asociado a un producto financiero y que es una vía de financiación especialmente utilizada por empresas.

¿Por qué? Porque posibilita a estas empresas una financiación flexible y que puede ser utilizada cuando no existan fondos en caja para hacer frente a gastos cotidianos. Sin embargo, muchos particulares se lanzan a solicitar una línea de crédito sin tener claro si es la mejor forma de financiación para sus necesidades económicas. En muchos casos, la línea de crédito puede perjudicar a quién la usa, si su uso no está bien encaminado. Todo esto lo veremos en este artículo.

que es una linea de credito con una moneda

¿Qué es la línea de crédito?

Una línea de crédito es un crédito permanente que se puede usar en cualquier instante. Éste debe ser cubierto en los plazos que por contrato estén indicados y acordados entre el cliente que dispondrá de la línea y el propio banco que la otorga. De esta forma, si en un determinado momento no se disponen de fondos en la cuenta, el banco puede tomar el dinero como si de un préstamo se tratase. La línea de crédito ocasiona el pagar unos intereses sobre el importe utilizado pero también puede suponer gastos su propio mantenimiento. También, dependiendo de la entidad, puede conllevar otro tipo de comisiones por utilización y otros como por ejemplo seguros que lleve aparejados ese préstamo.

¿Quién suele usar una línea de crédito?

Es importante señalar cuándo se debe usar una línea de crédito, quién la debe usar y, sobre todo, recomendar su uso sólo si es estrictamente necesario. Una línea de crédito es ideal para pequeñas y medianas empresas ya que les permite disponer de una determinada cantidad de dinero en un momento en el que la empresa no disponga de la solvencia necesaria para afrontar un gasto, como puede ser el pago de unas nóminas. De esta manera, la entidad financiera ofrece a la empresa la posibilidad de disponer del dinero que necesite para gastos inesperados en todo momento. A cambio la entidad financiera correspondiente cobrará a la empresa de turno un tipo de interés por la cantidad que utiliza y puede cobrar un tipo de interés por la cantidad que está disponible aunque no la haya llegado a utilizar.

Otra alternativa es recurrir a los préstamos personales online. ¿Cuál es la diferencia entre un préstamo personal online y una línea de crédito? Principalmente, la manera en la que se dispone del dinero. En la línea de crédito el dinero está siempre disponible mientras que un préstamo personal es eso, un préstamo que se pide en un determinado momento concediéndote la entidad correspondiente el importe total solicitado de golpe para afrontar unos gastos concretos.

Alternativas para necesidades de financiación distintas

Otra de las diferencias es para quién está aconsejado uno u otro. Una línea de crédito siempre será más aconsejable para una empresa, mientras que los préstamos personales son más indicados para particulares, aunque en los últimos tiempos son cada vez más las empresas que recurren a ellos para afrontar gastos urgentes que requieran de cantidades menores.

¿Necesitas una entidad que te ofrezca las mayores ventajas a la hora de obtener estos préstamos de dinero rápido? En Credy puedes conseguir préstamos personales online en cuestión de 10 o 15 minutos. Simplemente eliges tus propias condiciones, la cantidad que necesitas y el plazo de devolución. Tras esto, deberás contestar a algunas preguntas muy básicas en las que se te preguntarán por tus datos personales y tus datos bancarios. Tras esto solo quedará pulsar el botón de ‘solicitar préstamo’ y listo. Tu préstamo express estará en camino. ¡Consigue préstamos personales rápidos en Credy en el mejor tiempo posible y con las mejores condiciones!