Qué es un presupuesto familiar y cómo puedes hacer uno

Llegar a la quincena es todo un reto para muchas familias mexicanas. En algunas ocasiones, la razón de que el sueldo no alcance puede ser simplemente la mala planificación. Si no sabes bien en qué estás gastando tus pesos y lo único que puedes asegurar es que no te da para cubrir tus gastos, la solución podría ser realizar un presupuesto familiar y por suerte te vamos a contar cómo hacerlo en el blog de Credy.mx.

Este es un documento que plasma tus ingresos y gastos de manera muy visual con el objetivo de que seas consciente de cómo estás gestionando tu economía familiar. Conocer qué es un presupuesto familiar y, sobre todo, aprender a confeccionar uno, te servirá para tomar las mejores decisiones de compra y para observar con claridad cuáles están siendo tus gastos. Saber exactamente en qué estás invirtiendo tu plata te permitirá reducir o, incluso, eliminar aquellas partidas que no están contribuyendo al ahorro y te impiden afrontar la quincena con holgura.

que es un presupuesto familiar y cómo hacerlo

Ventajas de hacer un presupuesto familiar

Realizar un presupuesto familiar mensual puede que sea la mejor decisión que hayas tomado en mucho tiempo respecto a tus finanzas domésticas. Vamos a ver por qué:

– Control de gastos. Elaborar presupuestos familiares te permitirá adquirir conciencia acerca de cuáles son los gastos necesarios y cuáles son superfluos. Incluso, un documento de este tipo puede ayudarte a deshacerte de una vez por todas de aquellos gastos totalmente innecesarios y que están haciendo un flaco favor a tus finanzas.

Fomenta el ahorro. Uno de los grandes beneficios de contar con esta herramienta es aprender a ahorrar. Adoptar hábitos ahorrativos es recomendable tanto para el presente como para el futuro. ¿Te imaginas tener un gasto imprevisto y no poder afrontarlo? Ahorrando un poco cada mes haciendo planes económicos conseguirás que no te asusten estos incidentes que se presentan sin avisar.

– Evita el endeudamiento. Las deudas son la peor pesadilla de toda familia. Está claro que nadie está libre de este mal, pero con esta fórmula podrás sortearlas. Aprenderás a vivir dentro de tus posibilidades y, en un rápido vistazo, comprobarás si puedes permitirte cierto gasto, en relación a tus ingresos disponibles. Una buena planificación es el mejor aliado para alejarte del endeudamiento, sin duda.

– Permite los caprichos ocasionales. El ocio y diversión es una de las categorías imprescindibles a incluir. Si efectúas los cálculos exhaustivamente, las probabilidades de que tú y tu familia puedan darse un capricho aumentarán. Saber que hay plata para ir a cenar a un restaurante o para una escapada de fin de semana les hará disfrutar más de la actividad y sin remordimientos.

Pasos para elaborar uno

El principal requisito de un presupuesto familiar es que refleje fielmente la situación financiera del hogar. Esto significa que hay que incluir la relación de todos los ingresos y todos los gastos que se prevé realizar. Una buena idea es elaborar un excel de presupuesto familiar, el cual estará compuesto de dos grandes categorías: una para los ingresos y otra para los gastos. Veamos en detalle qué es preciso añadir en cada una:

  • Ingresos. Esta columna vendrá determinada por todos los ingresos de que dispone la familia. Se incluirían las nóminas, pensiones, plata en efectivo y en las cuentas bancarias. También, los pesos que hay en la billetera.
  • Gastos. Se trata de la categoría más compleja porque está dividida en varios apartados. La columna de los gastos puede dividirse en gastos fijos y variables.

– Los gastos fijos son aquellos que se producen cada mes: la hipoteca, los alimentos, el transporte, la gasolina, los suministros eléctricos, etc.

– Los gastos variables son de carácter no imprescindible y pueden reducirse o, en ocasiones, eliminarse. Por ejemplo, las vacaciones, ropa nueva o apuntarse al gimnasio.

– Los gastos imprevistos son aquellos que se presentan sin que los esperes. La reparación de tu auto entraría en esta categoría.

Tomando como base este ejemplo de presupuesto familiar, sopesa cuáles son tus gastos prioritarios y cuáles son los prescindibles. Así podrás confeccionar un documento que te permita visualizar claramente qué partidas pueden minimizarse o eliminarse sin que tu familia se vea perjudicada.

Ideas para ahorrar y llegar a la quincena

Además de componer un presupuesto familiar mensual, los miembros del hogar deben incorporar ciertas rutinas a su día a día para ahorrar. Conviene recordar que todos tienen que remar en la misma dirección e involucrarse. Toma nota de estas ideas de ahorro para sacar el máximo provecho de tus pesos:

No gastes más de lo que posees. Esta es la norma básica para poder ahorrar. Cuiden siempre que sus egresos sean inferiores a sus ingresos. Así, mes a mes podrán ir apartando una parte para el ahorro.

Anota cada gasto. No importa lo pequeño que sea: todo suma.

Fíjate un presupuesto diario. Echa cuentas y establece un presupuesto para cada día. Intenta amoldarte y no superarlo.

Evita las compras por impulso. El gran enemigo del ahorro es el consumo impulsivo. Aprende a diferenciar entre necesidad y deseo.

Compara precios. No compres el primer producto que encuentres. Dedica un tiempo a comparar precios, establecimientos y a buscar ofertas.

Reduce los gastos en el hogar. La luz, el agua o el gas son gastos necesarios, pero es posible que puedas optimizar su consumo. Por ejemplo, cerrando los radiadores en estancias que no utilizas, con buenos cerramientos, etc.

En conclusión

Aunque el ahorro parezca una quimera en muchos casos, lo cierto es que comprender qué es un presupuesto familiar y para qué sirve puede contribuir a una gestión más eficaz de la economía doméstica. No obstante sabemos que hay ciertos momentos de apuro en los que necesitas dinero urgente y en ese caso quedamos más que disponibles para ayudarte con nuestros préstamos personales.

Esta herramienta brindará un mejor manejo de las finanzas, ayudará a inculcar la cultura del ahorro en los hijos y alejará el riesgo del endeudamiento en la familia. Basta rellenar el documento mes a mes y velar por que los ingresos sean siempre superiores a los gastos. De lo contrario, habrá que rediseñar y distribuir los egresos en consecuencia. Sin duda, es la mejor manera de llevar el control de gastos.