8 Ventajas de la Banca en Línea y de los Préstamos por Internet

La banca en línea se ha convertido hoy en día en uno de los servicios económicos más demandados en Internet gracias a que es una opción muy rápida, cómoda y segura tanto para gestionar cuentas bancarias en Internet como para solicitar otros servicios y productos relacionados, como los préstamos online. Y todo ello sin necesidad de moverse de casa. Si estás pensando en hacerte digital también en el mundo de las finanzas personales, a continuación te damos un listado con algunas de las ventajas de la banca en línea y de los préstamos por Internet, un servicio complementario de esta nueva forma de entender la banca.

Ventajas de la banca en línea

Las ventajas de la banca en línea, una a una

  1. Rápida, versátil y cómoda. A golpe de ratón y sin salir de casa puedes controlar los puntos básicos de tu cuenta bancaria y llevar a cabo transacciones importantes, como pagar recibos o pedir préstamos.
  2. Son sitios 100% seguros y confiables. Aunque aún existen personas reticentes a realizar transacciones bancarias por Internet, como comprar, vender o pedir un crédito, lo cierto es que la seguridad online ha aumentado considerablemente, especialmente de la mano de los cifrados SSL, un sistema de encriptación que protege la privacidad de los datos enviados.
  3. Adiós a la burocracia. La mayor parte de los trámites de la banca tradicional implican un alto nivel de burocracia: solicitudes, presentación de documentos, tiempos de espera… Sin embargo, en la banca en línea todo es inmediato, sin esperas.
  4. Abierta a todos. La banca en línea es un servicio dirigido a todo tipo de clientes, independientemente del nivel económico, edad u otros factores. Además, no hace falta tener unos conocimientos informáticos avanzados, pues la mayor parte de los trámites son fáciles e intuitivos.

Ventajas de los préstamos en línea

Con Internet, todos los trámites económicos se han agilizado: pago de boletos, cobro de dinero, envío de dinero y un largo etcétera. Pero uno que ha experimentado una verdadera revolución es el de los créditos en línea. Estas son algunas ventajas de pedir un préstamo express por Internet, especialmente en los sitios web independientes como Credy.mx.

  1. No necesita aval bancario. Para este tipo de créditos no se necesita presentar ningún aval. Sin duda, una excelente solución para todas aquellas personas que  no quieren comprometer a familiares y amigos o bien no pueden tener acceso a esta garantía bancaria.
  2. No se necesita contratar otro producto financiero. En la banca tradicional, junto al préstamo solicitado, a menudo se deben contratar otros productos como tarjetas de créditos, seguros, etc. Además de la burocracia que eso supone, puede acarrear también otras comisiones adicionales.
  3. Es el cliente quien elige la cantidad y el plazo. A menudo, los créditos que se solicitan con la banca tradicional son muy rígidos: es la entidad bancaria la que establece las principales condiciones, especialmente la cantidad y el plazo. Pero en sitios web como Credy.mx no sucede así. Es el cliente quien puede establecer qué cantidad quiere solicitar y en cuánto tiempo lo quiere devolver. En nuestro caso, tiene la posibilidad de seleccionar un monto de entre 1000 y 3000 dólares, y el tiempo de devolución deberá ser de entre 1 y 30 días. Cuanto más corto sea este periodo de tiempo y más bajo sea la cantidad del crédito, más bajas serán las comisiones.
  4. Una estupenda opción para gastos pequeños e imprevistos. En las casas siempre hay gastos imprevistos u otros previstos a corto plazo que no siempre se pueden afrontar, como la vuelta al cole de los hijos, una comunión, una boda, unas vacaciones, la compra de un nuevo electrodoméstico, etc. Con este tipo de créditos, se puede hacer frente perfectamente a este tipo de gastos.

Desventajas la banca en línea

Las desventajas de la banca en línea son pocas y con menos peso que sus ventajas. En cualquier caso, en este apartado se pueden mencionar principalmente dos:

  • Trato menos personalizado: para operaciones y gestiones en las que se requiera un trato personalizado, cara a cara y de diálogo en profundidad, la banca en línea es menos adecuada que la banca tradicional. En cualquier caso, existen otras herramientas para hacer más humana la atención al cliente en la banca en línea, por ejemplo, el teléfono, el correo electrónico o el chat en vivo.
  • No hay posibilidad de ingreso o retirada de efectivo: como en la banca online las operaciones son virtuales, las que tienen que ver con dinero físico o efectivo no se pueden realizar. Entre ellas, la retirada o el ingreso de dinero, para lo cual es necesario acudir a un cajero automático o a una oficina bancaria. Por lo que respecta a otros documentos físicos, como pagarés o cheques, cada vez son más los bancos que sí permiten gestionar estas transacciones desde casa. Además, para quienes desean manejar dinero a distancia, pueden informarse sobre el envío de efectivo a través de los empresas de mensajería, pues algunas compañías podrían incluirlo en su catálogo de servicios.