Ventajas de los préstamos por Internet

Los préstamos por Internet, también conocidos como préstamos de dinero o préstamos personales por Internet, tienen una serie de ventajas que son imposibles de ofrecer por parte de las entidades bancarias tradicionales. En este artículo las analizamos.

Sin lugar a dudas, la gran ventaja de los préstamos por Internet es la rapidez, tanto en la solicitud como en la recepción del dinero. A veces no pasan ni 10 minutos desde que se solicita el microcrédito en la propia página web hasta que se recibe en la cuenta bancaria facilitada. Por ello, se puede hablar prácticamente de dinero inmediato.

Otra de las ventajas más importantes es la sencillez en el proceso de solicitud. Todos los pasos se pueden realizar mientras se está sentado frente al ordenador: no hay desplazamientos, ni intermediarios ni gastos encubiertos. A través un smartphone, la solicitud se puede hacer incluso desde cualquier lugar, se esté donde se esté.

A esa sencillez contribuye la plataforma misma de Credy.es. Se trata de una herramienta de lo más intuitiva, en la que el usuario puede seleccionar a primera vista la cantidad y el plazo de devolución del préstamo. El siguiente paso es una pantalla estándar de registro de datos, con campos como nombre, apellidos, teléfono móvil o dirección de email. Un fácil trámite que cualquier usuario de Internet está acostumbrado a realizar para abrir una cuenta de correo electrónico o para efectuar una compra online, entre otros casos.

Ventajas de los prestamos por Internet

Sin ‘burocracia’ en los préstamos por Internet

Esa rapidez que caracteriza a este tipo de préstamos online se asienta en el hecho de que apenas hay burocracia administrativa durante la solicitud del crédito. El usuario no tiene que acreditar ingresos mediante documentos, es decir, no hace falta mostrar nóminas, ni declaraciones de la renta ni domiciliaciones bancarias.

Tal es la ausencia de burocracia, que incluso pueden solicitar microcréditos online aquellas personas que tienen historial crediticio negativo, es decir, que forman parte de las llamadas listas de morosos, como ASNEF o RAI.

El aval bancario es otro de los papeleos que se evita a través de esta alternativa a los créditos tradicionales. Si bien muchas entidades solicitan un aval bancario al cliente para ‘cubrirse las espaldas’ a la hora de conceder un crédito, en el caso de plataformas como Credy no hace falta entregar ningún tipo de aval.

ventajas prestamos por internet

Para qué son útiles los préstamos por Internet

Los préstamos online son especialmente útiles en algunas de las siguientes ocasiones:

  • A la hora de afrontar gastos imprevistos: quién más quién menos se ha llevado alguna vez la ingrata sorpresa de un gasto inesperado. Multas, facturas traspapeladas…La rapidez en la concesión de estos microcréditos ofrece una gran capacidad de maniobra para solucionar la situación.
  • Cuando no es posible acceder al crédito tradicional: hasta ahora, estar en el fichero de ASNEF o no tener éxito en la solicitud de un aval bancario privaban a muchas personas del derecho a solicitar un préstamo personal. Con la irrupción de Internet y de portales como Credy.es, el acceso al crédito es ahora prácticamente universal.
  • Para gastos pequeños y muy concretos: cada familia organiza su economía como mejor considera, y en muchos casos se prefieren realizar desembolsos moderados y extraordinarios a través de microcréditos. El caso más representativo es el viaje de vacaciones, algo que para muchas personas representaría un lujo si no existieran los préstamos por Internet. Otro ejemplo también muy válido es el de las compras navideñas: en diciembre y comienzos de enero, el gasto se dispara en regalos, cenas de empresa, comidas familiares en Nochebuena y Nochevieja, etc. Y eso es algo que sufren especialmente quienes no disfrutan de la ‘paga extra de Navidad’, ya sea por estar cobrando el paro, por tener un sueldo prorrateado o por ser autónomo. Así que son muchas las personas que recurren a los microcréditos para poder pasar estas fechas de la manera más normal posible.
  • Cuando no se tiene la liquidez esperada: a veces, un gasto esperado se convierte en un gasto inesperado por motivos totalmente ajenos. Por ejemplo, algo que desgraciadamente está siendo habitual en los últimos años es el retraso en el cobro de pagas extras o incluso de nóminas en el trabajo. Eso, sin duda, descuadra las cuentas de cualquier persona o familia, de modo que en ocasiones la única forma de mantener la normalidad de las cuentas es a través de un microcrédito como los que se pueden solicitar en Credy.es, que representan un alivio a la espera de cobrar lo que por derecho corresponde.
  • Como sustitución de las compras mediante financiación a plazos: tiendas y grandes almacenes suelen ofrecer la posibilidad de comprar a plazos un artículo de precio elevado. Pero en ocasiones, por unas razones o por otras, la financiera no concede dicha financiación con la que se contaba inicialmente, o bien las condiciones de financiación no son demasiado beneficiosas. Los préstamos por Internet se convierten entonces en una gran alternativa en este tipo de compras, que muchas veces asociamos a gasto tecnológico: un portátil nuevo, un smartphone de última generación o un GPS para el coche.