7 tips para superar la cuesta de Enero

Económicamente, el mes de enero es el más difícil del año. Para todas aquellas personas que cuentan con una economía ajustada, la cuesta de enero supone una losa muy difícil de levantar. Las fechas navideñas hacen estragos y, por mucho que nos empeñásemos en ahorrar, resulta muy difícil llegar a febrero con el bolsillo lleno.

Además, las distintas compañías de varios sectores lanzan ofertas en este mes para que el consumismo siga presente en este mes. Muchos caen, a pesar de que su economía no lo permita en absoluto. Uno de los errores que más cometemos: pensar que podemos aprovechar las rebajas por nuestro bien cuando, en realidad, lo que estamos es dañando más nuestra economía y haciendo más dura la pendiente de la cuesta de enero.

En el artículo de hoy del blog de Credy, te ofrecemos algunos consejos para que consigas superar la cuesta de enero y estabilizar tu economía personal o familiar.

consejos para pasar la cuesta de enero

7 consejos para superar la cuesta de enero

Ahorrar previamente: si existe la cuesta de enero es por los gastos navideños, con lo cual es evidente que lo mejor para superar las dificultades de enero, es estrecharse un poco el cinturón el mes anterior. Hay fiestas en Navidad que son evitables, viajes más baratos que otros… etc.

Planificación: si no lo has hecho de cara a las navidades, establece un presupuesto este mes para controlar tus gastos en base a tus ingresos y poder afrontar mejor la cuesta de enero. Deja un margen a favor de los ingresos, de esta manera te será más fácil llegar a final de mes y hasta quizás ahorres.

Limitar el consumo: según el presupuesto que te has marcado, podrás establecer qué gastos son inamovibles y cuáles se pueden recortar. No gastes absolutamente nada más que lo que te hayas marcado en el papel.

Desconfiar de los descuentos: esto es importante y es que no estás obligado a ir a las rebajas. Tenemos la idea de que ir a las rebajas nos ayuda, pero no puedes gastar el dinero que no tienes o que no debes. Y no todas las ofertas te favorecen. Si te encuentras con descuentos atractivos, estúdialos al detalle.

Salir sólo con dinero en efectivo: cuando salgas a realizar una compra o de fiesta, echa un vistazo al presupuesto y sal sólo con el efectivo marcado. En la cuesta de enero, las tarjetas de crédito, mejor en casa.

Ocio barato: ya has gastado mucho en navidades. Viajes costosos, abundantes cenas y regalos de todo tipo. Prueba a sustituir las fiestas por el deporte, los viajes a la nieve por viajes al monte y, este mes, come en casa y olvídate de cenas o comidas en restaurantes.

Ojo con las deudas: un error habitual para afrontar la cuesta de enero es pedir un préstamo al banco. No te metas en deudas que perjudiquen a tu economía. Deudas a largo plazo que no solucionan nada, tan sólo empeoran tu situación.

Préstamos para poder afrontar la cuesta de enero

Sin embargo, a veces la falta de liquidez nos lleva, por obligación, a tener que recurrir a un préstamo. Frente a los préstamos bancarios existen mejores alternativas para superar estos baches económicos sin poner en peligro tu economía a medio o largo plazo. En este sentido, los préstamos personales online son una excelente alternativa.

Son préstamos basados en cantidades pequeñas con las que afrontar imprevistos o malas épocas económicas. Por supuesto, no todos los créditos personales que ofrecen estas entidades financieras online son iguales y unos tienen más ventajas que otros. Los de Credy, por ejemplo, ofrecen unas grandes condiciones.

Credy te lo pone en bandeja

¿No llegas al final de la cuesta de enero? Los préstamos de Credy son incomparables a otros préstamos personales que se ofrecen en la red. Los requisitos para tener acceso al crédito son mínimos. Y es que tan sólo con tener la mayoría de edad, una cuenta bancaria y una serie de ingresos estables, puedes acceder al crédito. Por eso, en más del 99% de las veces, Credy acepta las solicitudes que le llegan. Y es que estos préstamos se pueden conseguir sin tener trabajo o sin recurrir a un aval. Son préstamos sin recibo de sueldo y préstamos sin aval.

Además, el proceso es sumamente sencillo. En sólo dos pasos puedes solicitar tu préstamo. Para pedir un micropréstamo online  sólo has de seleccionar el importe que deseas a tu gusto, hasta un máximo de 3000$, y el plazo de devolución que quieres, máximo 30 días, tan sólo desplazando las barras laterales. Acto seguido,  has de rellenar un muy breve formulario y en menos de 15 minutos responderemos a tu solicitud. Una vez aprobada, se te ingresará la cantidad demandada en la cuenta bancaria que has indicado.