¿Es posible hipotecar mi casa para pagar deudas?

¡Solicítalo Ahora!

Al momento de experimentar problemas de liquidez, es preciso tomar medidas inmediatas a fin de evitar complicaciones que después no podamos manejar. En ese sentido, hipotecar una propiedad puede convertirse en una alternativa razonable que evite un problema mayor. Sin embargo, es preciso tener en consideración cuáles son las ventajas y desventajas de optar por esta opción de financiamiento.

En el presente artículo de Credy.mx, te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la posibilidad de hipotecar tu casa para pagar deudas y cuáles son los cuidados que debes tener para salvaguardar tu patrimonio tan preciado.

hipotecar mi casa para pagar deudas

¿Estás pensando hipotecar tu casa para pagar deudas? ¡Aquí todos los tips!

¿Por qué hipotecar una casa para pagar deudas?

Las hipotecas son una forma de garantía real que permiten respaldar el otorgamiento de un préstamo, disminuyendo el riesgo de falta de pago para la institución que lo otorga. Por lo general, son utilizadas cuando se solicita un préstamo hipotecario, mediante el cual, un banco brinda el financiamiento de un inmueble para su adquisición tomando como garantía de pago al mismo predio. Sin embargo, también son muy útiles al momento de solicitar un crédito superior a la capacidad de endeudamiento del solicitante, el mismo que utiliza su propiedad como respaldo del pago de la deuda. Una de las principales ventajas de esta forma de financiamiento es el bajo interés con el que son otorgados frente a otros productos financieros.    

Hipotecar una casa puede representar una manera muy conveniente de hacerse de un crédito por una gran cantidad de dinero, toda vez que las instituciones financieras pueden otorgar préstamos de hasta el 80% del valor del predio. Así, con un monto alto, bajo interés y largo plazo para pagar, el beneficiario puede resolver su necesidad de liquidez de una forma razonable.

El plazo del financiamiento al hipotecar una casa puede ser de varios años por lo que deberás asegurarte de tener la suficiente estabilidad financiera como para poder asumir la deuda y no arriesgar tu patrimonio. Si no cuentas con la seguridad de tener una fuente de ingresos segura y a largo plazo, te recomendamos considerar otras opciones de financiamiento que sean menos riesgosas. Al fin y al cabo pedir una ampliación de hipoteca es un asunto complicado.

Cumpliendo a tiempo con el pago de las cuotas podrás evitar reportes negativos en tu historial crediticio que dañen tu imagen ante las entidades bancarias. En caso de tener dificultades para afrontar los pagos, deberás comunicarlo de inmediato a la institución financiera que te otorgó el crédito, a fin de encontrar una salida al problema; de esa forma, evitarás perder tu propiedad.     

Requisitos para hipotecar una casa

Son diversas las instituciones que pueden otorgar un crédito hipotecario en México, cada una de ellas con sus propias políticas, requisitos y condiciones. No obstante, todas ellas tienen puntos en común al momento de calificar las solicitudes. Por ejemplo, un requisito transversal es que la edad mínima del solicitante debe ser de 18 años mientras que la máxima de 64. Además, es requisito principal contar con un sustento de ingresos periódico para lo cual es preciso presentar recibos de nómina de, mínimo, los últimos seis meses. De no contar con este requisito, es posible que la institución financiera te solicite los últimos movimientos bancarios, así como cualquier otra documentación que sustente tu comportamiento financiero.    

Además, los bancos revisan al detalle el historial crediticio del solicitante. Las financieras toman en cuenta el comportamiento de pagos histórico, tanto de los préstamos personales otorgados anteriormente como de las tarjetas de crédito con las que cuente y cualquier otro tipo de financiamiento recibido, reflejado en el Buró de Crédito. El nivel actual de endeudamiento también es tomado en cuenta al momento de decidir el otorgamiento de una hipoteca.    

Como regla general, las instituciones financieras analizan tus ingresos mensuales y determinan tu capacidad de pago para saber cuál será el monto máximo a financiar. Así, la cuota mensual del préstamo no deberá ser mayor al 30% de tus ingresos brutos. Otros requisitos como la antigüedad laboral y el tiempo que tienes radicando en tu vivienda actual son también evaluados de manera incisiva por la entidad financiera.  

En el caso de los créditos hipotecarios, el solicitante deberá cubrir un capital inicial, que puede representar el 20% o 30% del valor del inmueble. Este requisito es solicitado desde el principio y suelen requerir que se abone en una cuenta especial abierta con ese fin.  

Qué es lo que se debe considerar al pedir préstamos sobre hipoteca

En principio, quien solicite una hipoteca deberá asegurarse de contar con una real capacidad de pago para asumir la deuda que va a contraer. Para ello, deberá descontar de su ingreso periódico todos aquellos gastos necesarios que son de naturaleza mensual; el dinero restante será su ingreso disponible. Es preciso, además, asegurarse de contar con un ingreso estable y duradero a fin de minimizar el riesgo.  

La capacidad de ahorro es, también, un buen indicador para saber si se cuenta con la posibilidad de asumir una deuda de esa magnitud. Quienes saben ahorrar y son conscientes de la importancia del ahorro son quienes pueden hacerle frente a una obligación de pago con garantía hipotecaria. El análisis del comportamiento crediticio anterior también es un buen indicador por lo que cada uno deberá ser consciente de su propio historial antes de acudir a la institución bancaria.    

El solicitante de un préstamo con garantía hipotecaria debe saber que, en caso de presentar dificultades para asumir el pago en algún momento del periodo, puede solicitar una rehipoteca, en cuyo caso deberá haber disminuido la deuda, como mínimo, un 20% del crédito recibido.  

Por último, es necesario analizar bien cuál es la necesidad de solicitar un préstamo, tomando en cuenta la cantidad de liquidez deseada y a la conveniencia de hipotecar un terreno o vivienda para ese fin. De acuerdo a ello, es recomendable conocer otras fuentes de financiamiento que permitan obtener dinero en efectivo sin tener que arriesgar una propiedad o inmueble. Muchas veces, la necesidad de liquidez se debe montos de menor cuantía, como el crédito para motos o la reunificación de deudas, por lo que se podría optar por otros medios más convenientes para obtener efectivo de inmediato.   

Son muchas las opciones que te permiten salir de deudas sin dinero; ya sea que se necesite financiamiento para pagar algunas cuentas, iniciar un negocio o realizar una reunificación de deudas, existen otros medios con los que se puede acceder a liquidez inmediata, como es el caso de los préstamos urgentes de Credy o los créditos personales.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *